El Asesino de Silvina Scheffler


Año 2008. Antes de asesinar a Valeria Mazza, justo un año antes de que ocurriera aquello, ocurrió esta historia que voy a relataros, y que tiene como protagonista a Carlos Delfino, el basquetbolista asesino, destacada figura de la selección argentina.
Días antes de partir rumbo a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, Carlos se encontraba en Buenos Aires. Como sabemos, Carlos es un asesino serial de mujeres, un Quesón, un serial killer que tira un Queso a sus víctimas, y nunca desaprovecha la oportunidad de cometer un asesinato cuando tiene la oportunidad de hacerlo. 
Dicen que fue a hacer una producción fotográfica para la Revista Brando. Carlos empezaba a ser conocido un poco más fuera de su ámbito, el Basquet, y no eran pocas, las chicas que decían que era un “sex symbol”. Bello y atractivo para muchos, Carlos parecía irresistible con sus dos metros de altura y su calzado número cincuenta.
Acababa de finalizar aquella producción para la Revista Brando, que incluyo algunos videos, que se popularizaron bastante por YouTube en aquellos días. El basquetbolista se encontraba en un vestuario, preparando sus cosas para abandonar el estudio. De repente, se abrió la puerta. Carlos giró la vista. Una chica fue quien la abrió.


- Discúlpame, no sabía que había alguien – dijo la chica.
- Podes entrar – le aclaró Carlos – yo ya me voy. 
La chica entró y miró al basquetbolista, lo miró de arriba abajo, y quedó impresionada por los pies de Carlos Delfino.
- ¿Vos jugas al básquet? – le dijo la chica - ¡Qué alto y patón que sos!
- Sí, juego al básquet, soy Carlos Delfino, mido dos metros, calzo cincuenta.
- Impresionante – dijo la chica.
- ¿Y vos?
- ¿No me conoces?
- Yo gané una medalla de oro para el país, despues de cincuenta y dos años sin medallas doradas para Argentina, y no me conocistes. ¿Porqué yo te tengo que conocer?
- Porqué estuve en Gran Hermano 2007. El país entero me miraba.
- Yo no vivo aca, vengo varias veces al año pero solo estoy por temporadas breves, a veces muy breves. Yo juego en la NBA. Estuve en Toronto Raptors la última temporada.
- Ah, yo de básquet y de deporte no se nada.
- ¿Cómo te llamas?
- Silvina Scheffler, “La Profe”.


- La verdad que nunca oí hablar de vos. Nunca ví Gran Hermano.
Carlos parecía seguir su marcha y abandonar aquel lugar, pero la Gran Hermano lo paró y le dijo:
- No puedo creer ver esos pies, son muy grandes, gigantescos.
- Ja, ja, te aseguro que en la NBA esto es muy común, todos somos patones.
- Pero vos tenes algo especial, sos un sex symbol.
- Lo mío es el básquet, no soy un sex symbol, pero sí, tengo algo especial, porque no soy un simple patón, soy un Carlos, soy un Quesón.
- ¿Un Quesón?
- Sí.
- ¿En que consiste ser un Quesón?
- En esto, piba, de Gran Hermano.
El basquetbolista puso su enorme pie derecho sobre una silla, se sacó las zapatillas, las medias y quedó descalzo. Hizo lo mismo con el pie izquierdo.
- Dale, olelos – le dijo a la Gran Hermano.
Silvina se arrodilló y empezó a oler, besar, lamer y chupar los pies de Carlos. Tenían un olor a Queso muy intenso, asfixiante, penetrante, algo imposible de describir con palabras. La Gran Hermano estaba como extasiada, inmersa en un extasis. Se sometió a aquellos pies, los pies de Carlos Delfino, primero el izquierdo, despues el derecho, el basquetbolista se sacó entonces el calzoncillo, y quedó con su órgano sexual al descubierto, con gran velocidad, como si metiera un triple en la NBA, la penetró por la vagina, la relación sexual fue intensa, apasionada, llena de gozo y placer para los dos.


- No lo puedo creer – comentó la Gran Hermano al terminar aquello – nunca me sentí mejor.
- Los Carlos somos así – dijo Carlos Delfino, que estaba de espaldas a la Gran Hermano, que permanecía sentada en una silla – Pero hay algo más.
- ¿Algo más?
- Además de tener los pies llenos de olor a Queso y de disfrutar con el sexo, a los Carlos que jugamos al básquet nos gustan también los cuellos sangrantes.
- ¿Los cuellos sangrantes?
- Sí, los cuellos sangrantes.
No terminaba de decir eso, cuando el basquetbolista agarró un enorme cuchillo, de un enorme tamaño, muy largo, y ¡raaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj! le cortó el cuello a la Gran Hermano. Una herida profunda, de izquierda a derecha, otra de derecha a izquierda, la sangre se repartió por todos lados. El asesino abrió el bolso y sacó un Queso, un gran Queso, siempre llevaba uno fuera donde fuera.
- Queso – dijo en voz alta Carlos Delfino mientras arrojaba el Queso sobre el cadáver de Silvina Scheffler, “la Profe”.
Con total impunidad y sabiendo que en pocas horas partía rumbo a Beijing, a vivir una nueva aventura olímpica, el basquetbolista asesino abandonó la escena del crimen con una única preocupación: ¿Quién será la próxima?
Así se completó la tetralogía de las cuatro víctimas “famosas” de Carlos Delfino (Brenda Gandini, Cecilia Bonelli, Florencia Gómez Córdoba y Silvina Scheffler) antes de asesinar a Valeria Mazza.
#Queso.

Comentarios

  1. Las otras tres eran famosas. A ella no la recordaba. No faltan participantes del Gran Hermano para quesonear. Incluso podría haber una versión quesona de GH, en donde los Carlos vayan quesoneando a las que salgan eliminadas. Y la ganadora se gana no ser quesoneada por un año.

    ¿Que tal un Celebrity Deathmatch, con dos cocineras? Jimena Capristo Vs Ximena Saénz. La ganadora elige al quesón para acabar con su rival. Y se gana el no ser quesoneada por cierto tiempo pasado. Y hasta un contrato lucrativo.

    ¿Que pensará la Valeria Zamas no tatuada de Delfino? Por un lado asesinó a Valeria Mazza. Por otro lado, ese asesinato le permitió ganar contratos remplazándola. Ahora Ravelia está trabajando para la marca que contrató a Liz Solari, Andrea Frigerio, Flor Vigna y Flavia Palmiero.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Fe de erratas, donde escribí Jimena Capristo va Jimena Monteverde.

      Borrar
    2. a Jimena Capristo ya a quesonearon, fue estrangulada por Carlos Elder; Jimena Monteverde merece un Queso... quizás otro estrangulador... ¿Carlos Roa?

      Borrar
    3. Lo merece Jimena Montenverde o lo merece Ximana Xaenz. Podría resolverse en un combate de Celebrity Deatmath. Cocinera contra cocinera. Jimena Vs Ximena.
      Y podría ser también Charly Alberti. Merece sus oportunidades para destacarse.

      Borrar
    4. Jimena Monteverde disfrazada de abeja, un punto más para que reciba su queso.

      Borrar
  2. yo creo que Carlos Delfino degolló a todas las minas de Gran Hermano 2007/2008

    ResponderBorrar
  3. era un Quesón menor antes Carlos Delfino fue cuando mato a Valeria Mazza que empezo a ser uno de los grandes

    ResponderBorrar
  4. está mina fue mujer de Nito Artaza durante un tiempo muy bueno el cuento

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Una próxima víctima podría ser Cecilia Oviedo, otra ex de Artaza.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral