El Asesino de Sofía "Jujuy" Jiménez



No sé si esto pasó de día o de noche, quizás al amanecer, a la tarde o al anochecer, solamente voy a deciros que ocurrió en el tiempo en que Sofía “Jujuy” Jimenez y Guillermo “el Pelado” López estaban juntos…
Después de un encuentro sexual muy intenso, aunque normal y habitual entre ambos, los dos durmieron un rato bastante prolongado en forma plácida, como corresponde a todo sueño que sucede a un momento lleno de gozo y placer.
Pero de los sueños uno siempre se despierta y en el caso del “Pelado” López debía hacer frente a un compromiso profesional…
- ¡Vaya! – dijo el conductor televisivo – que tarde que es, debo apurarme en ir ahí…
- ¿Te vas Pelado? Quedate un rato más… Dale, volvamos a coger, después seguís con lo tuyo.
- No, Jujuy, ahora no, la hemos pasado muy bien esta última vez. Despues la seguimos, ja, ja…
Ocurrió entonces que López se fue a duchar mientras Jujuy seguía acostada en la cama, tendida y con una bombacha como única prenda de vestir…
López estaba por abrir el grifo del baño cuando de repente apareció ante él, el basquetbolista Carlos Matías Sandes, con sus dos metros de altura, sus pies talle cincuenta y dos, luciendo la casaca del equipo donde jugaba (¿Gimnasia Indalo? ¿San Lorenzo? ¿Boca Juniors?) y dos guantes negros cubriéndole la mano.
- ¿Quién eres? ¿Qué haces acá? ¿De dónde apareciste? – dijo el Pelado.
Carlos levantó su enorme pie derecho – repetimos talle 52 – y le dio una patada al Pelado, tumbándolo al piso, y puso encima de la cara su enorme pie…


Un pie con un olor a Queso intenso, apestante y sofocante… tanto que a Sandes le decían “el Quesón” en el mundo del Basquet, dado el tamaño de sus pies y la fragancia que despedían…
Dicen que el Pelado López no pudo resistir el olor y se quedó desvanecido por el mismo… profundamente dormido, como narcotizado… y allí quedó tendido en el piso.
Sin decir palabras, Carlos sacó de una mochila un Queso Emmenthal de un enorme tamaño y un machete, también muy grande, además de estar muy afilado… con la mano derecha tomó el machete, con la izquierda, el Queso… y se dirigió entonces a la habitación donde estaba Jujuy…


Esta permanecía acostada, y al darse cuenta que alguien entró a la habitación, se dio vuelta…
- ¿Sos vos Pelado?
- Soy Carlos Matías Sandes, Basquetbolista, Quesón y Asesino.
Jujuy tembló al escuchar esto y sobresaltada contempló al basquetbolista, con el Queso y el machete en sus manos…
- ¡Mataste al Pelado! ¡Noooo!
- No, tranquila, el Pelado dormirá por un buen rato, no soy un asesino de hombres, sí soy un asesino de mujeres, vengo por vos.
- ¡Nooooo! ¡Piedad! ¡No me asesines! ¡Haré lo que sea para salvar mi vida!
- Huele mis pies, me corrijo, digo mis Quesos entonces…


Sandes puso entonces su enorme pie derecho sobre Jujuy, que no aguantó el intenso y apestante olor que estos despedían. Semi dormida, como drogada o hipnotizada, Jujuy besó, lamió, chupó y olió los pies del basquetbolista, primero el derecho, luego el izquierdo…
Permanecía en estado de trance, obedeciendo al basquetbolista, cuando Sandes entonces le hizo el amor, primero la cogió con los pies por atrás, luego tuvieron sexo, digamos en forma normal…
Satisfecho por el gozo sexual, el basquetbolista tomó el Queso, y lo tiró sobre Jujuy, el golpe hizo que la chica saliera del estado de trance y volvió en sí…
- Puedo hacerte el amor estando hipnotizada por el olor a Queso de mis pies, pero no puedo asesinarte así, te asesinaré consciente…
- ¡Nooooooo! – fue el desesperado grito de la mujer…


Obviamente nada pudo hacer ante la furia criminal imparable de Carlos Matías Sandes, que con el machete, le cortó el cuello, y la asesinó en forma implacable.
Al finalizar su sangrienta tarea, el basquetbolista agarró nuevamente el Queso y lo tiró sobre su víctima diciendo en voz alta:
- Queso.
Rodeado de una impunidad total, el asesino dejó el lugar.
¿Y el Pelado López? ¿Qué hizo cuando volvió en sí después de superar el estado de sueño en que quedó sumido por los olorosos pies de Carlos Matías Sandes?
¿Lo acusaron acaso de un crimen que no cometió?
¿Qué explicación le dio a la policía?
“Entró un tipo muy alto y patón con olor a Queso al baño, después no me acuerdo más nada” ¿Es esto acaso creíble?
¿Huyo acaso del lugar sin dar explicaciones a nadie?
Eso queda a criterio del lector, je, je…


Comentarios

  1. Yo quiero de lo que fuma este tipo

    ResponderBorrar
  2. Es curioso porque apareció una Sofía Jujuy Jimenez en Telenoche, cuando ya no estaba con el Pelado Lopez.
    Podría haber dos explicaciones: las historias pasan en un universo paralelo. O se trata de una Jujuy Clon.

    Podría acercarse el peligro para los noticiero de canal 13. Las próximas victimas podrían ser Silvia Martinez Cassina, por vegana. Y luego Luciana Geuna, Maru Duffard. Y luego María Laura Santillán, con algo planeado y bien retorcido, que la haga gritar. Esa mujer me despierta fantasías retorcidas.

    ResponderBorrar
  3. Con lo sanguinario que se fue poniendo Sandes, con Mora Godoy, que incluso fue una aliada, y con Adabel Guerrero, ese asesinato fue casi como una declaración de amor.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral