El Karma de Ravelia capítulo 7 "Una bruja medieval"



Cuentan que en lo profundo de la Europa Medieval, en algún lugar del país que hoy llaman Francia o Alemania, o quizás más al este, cerca del Danubio, existió una malvada mujer, una reina, obsesionada con su belleza...
Su nombre era Ravelia y estaba dispuesto a todo con todo de perpetuar su belleza por los siglos de los siglos.
- Quiero la piedra filosofal, la de Nicolás Flammel – decía Ravelia – y tener así la vida eterna, para ser siempre joven.
- Lo que vois decís va en contra de lo que pregona la Santa Madre Iglesia – le señaló el Cardenal O’Hara, principal consejero del reino.
- En este reino se hace mi voluntad y mi voluntad es ser eternamente bella.
- Mereces el infierno por ello, y allí te consumirás...
- Si yo merezco el infierno tu mereces la muerte. ¡Soldados! Arrestad al cardenal, mañana será quemado vivo por sacrílego y blasfemo.
Y así ocurrió. Esto es solo una muestra de los terribles crímenes que Ravelia cometía con su pueblo día a día. La reina comenzó a seleccionar a sus esposos entre los reinos vecinos. Uno por uno, sus maridos fueron asesinados, y no por ordenes de la reina, sino con su propia mano y su propia espada. De esta manera, su imperio se expandía y con ello, también el terror.



Las gentes estaban aterrorizadas, y el terror se expandió aún más cuando una bruja le dijo a la reina:
- Yo tengo la fórmula para vuestra eterna juventud. Pero muy alto es el precio que debéis pagar.
- Os escucho y en función de eso decidiré...
- Todos los viernes una joven virgen debe ser sacrificada... con su sangre os bañareis y así joven eterna serás...
- Yo misma me encargaré de asesinar a esas jóvenes vírgenes con una espada y así...
- ¡Nooo! – dijo la hechicera – vos no debéis cometer esos crímenes, sino un hombre joven, alto y patón, con mucho olor a Queso. La virgen el olor a Queso del joven olerá, luego decapitada será, un Queso le tirará, y con ello su sangre a vos os servirá.
- Así será.
El terror se expandió por toda la comarca, todos los viernes una joven virgen era secuestrada para ser ejecutada, a la vez que un hombre alto y patón era también seleccionado para cometer el sanguinario crimen. La virgen era obligada a oler los pies del patón, que luego la decapitaba y le tiraba un Queso.
Ravelia, luego de bañarse con la sangre de cada una de sus víctimas, tomaba su espada, olía los pies del joven asesino y lo decapitaba sin compasión.
- ¡Nooo! – dijo la hechicera – al asesino no debéis decapitar, ahora ya no serás joven aunque con la sangre te sigas bañando.
- Matadla – le dijo Ravelia a sus soldados en referencia a la hechicera – yo tengo el poder y lo ejerceré, porqué soy inmortal, y ya no tengo que rendir cuentas ante nada ni ante nadie...



La hechicera fue ejecutada. Pero ocurrió entonces que las hombres y mujeres del reino se rebelaron con la reina, cuando otra vez una virgen y un patón fueron seleccionados para un nuevo sacrificio.
La turba enfurecida asaltó el Palacio, Ravelia le dijo a sus soldados:
- Matenlos a todos.
Pero Carlos, Karl o Carolus, el más alto y patón de todos sus soldados, le dijo:
- Vuestro reinado de terror ha llegado a su fin.
Entonces se acercó a la reina, desenfundó su espada, y le cortó la cabeza. A continuación, le tiró un Queso.
- Queso.
El pueblo agradecido proclamó rey al joven soldado, pero este dijo:
- No acepto la corona. Mi origen ilegítimo no me lo permite. Seré senescal. Mayordomo del reino. Ahora me llaman Carlos Queson, pero me cambiaré el apellido, será Martel, Martell o Matellus, derrotaré a los árabes en Poitiers y mi nombre será recordado en la historia como el que salvó a la civilización occidental ante el avance del Islam.
Nadie entendió nada aquel día, pero algún tiempo después algunos lo recordarían. Pero esa es otra historia...


Comentarios

  1. Recuerda a la historia de La condesa sangrienta.
    Rompió las reglas y así le fue.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Yanina Zilly