El Asesino de Susana Giménez

El Relato Quesón que no fue…

Esto no ocurrió en la realidad pero podría haber ocurrido…

O quizás sí ocurrió, en una dimensión paralela o en una realidad alternativa a la nuestra…

Década del 70, la época en que Susana Giménez y Carlos Monzón constituían la gran pareja del mundo de la farándula, el deporte y el espectáculo. Ella estaba filmando el clásico cinematográfico “Los hombres solo piensan en eso” con los populares Alberto Olmedo y Jorge Porcel. Él era campeón mundial de boxeo vigente y no faltaba mucho para que peleara la que podía ser la última defensa del título. Juntos eran una pareja fogosa e intensa repleta de pasión y sexo.

Dicen que una noche, Susana regresó de esa filmación bastante tarde, algo que a Carlos no le hizo ninguna gracia, aunque era amigo de Olmedo, y él también tenía sus incursiones cinematográficas, siempre se ponía celoso. Carlos la estaba esperando semi desnudo, con los pies descalzos sobre una mesa, acostado en un sofá, tomando whisky

-          ¿Qué paso, nena? – le preguntó Carlos - ¿Qué joraca paso, acaso, no te habrás cogido con Olmedo o con el gordo Porcel?

-          ¿Porqué decís eso Carlos? Vos también podrías haberte cogido a todas las minas del Maipo o del Tabarís.

-          Je, je, je, tenes razón piba, mejor cojamos, y dejemos de joder, te estaba esperando…

-          Me imaginaba – dijo Susana - ¿Y esto?

Susana preguntó por un gran Queso, que estaba sobre una mesa ratona…

-          Un regalo de los hinchas del boxeo, ja, ja, ¡Me encanta el Queso!

-          Ya lo creo – dijo Susana - ¡No es un Queso! ¡Es un Quesón!

-          Dejate de hablar boludeces piba, y cojamos.

En ese momento Carlos extendió sus pies sobre el rostro de Susana, y esta empezó a oler, chupar, besar y lamer los pies del boxeador, la planta entera de cada pie, dedo por dedo, así por largo rato, los pies de Carlos Monzón olían a Queso, tenían un olor muy fuerte, tras el juego de los pies, el boxeador, como una fiera salvaje se tiró sobre Susana, y como un búfalo en celo, la penetró en forma salvaje, era precisamente como le gustaba a la popular actriz, se podría decir que la cogida fue de tal magnitud que la partió como un Queso.

Susana siempre quería más, nunca se cansaba ni se rendía, y le tocó el culo a Carlos, y otra vez le chupó los pies, así el boxeador, por algo le apodaban el Macho, pudo reponerse y cargar energías, para otra vez penetrarla con furia y salvajismo… Los dos quedaron satisfechos, y aunque tenían ganas de más, mejor dejarlo ahí…

-          No creo que Olmedo te haya cogido así, Susana – le dijo Carlos.

-          No creas, sabe coger muy bien – le contestó Susana.

-          ¿Entonces admitís que cogiste con el? ¡Yo eso no lo soporto! – gritó de furia Carlos Monzón, agarrando la botella de whisky, y rompiéndola sobre la mesa - ¡Vos no me haces cornudo! – gritó de furia otra vez Carlos Monzón, y entonces agarró el Queso que había sobre la mesa, y se lo tiró encima a Susana.

La furia con la que Carlos tiró el Queso fue de tal magnitud, que el quesazo volteó a Susana que quedó tendida sobre el piso, cuando se levantó empezó a gritar:

-          ¡Hijo de puta! ¡Me tiraste un Queso! ¡Esta me la vas a pagar!- y Susana Giménez entonces agarró el cuchillo, un enorme cuchillo - ¡Te voy a apuñalar como en La Mary! ¡Ahora vas a ver Carlos Monzón! ¡Te dirán el Macho, pero vas a ser el Macho asesinado por una mujer!

Enfurecida Susana Giménez, cuchillo en mano, se acercó al boxeador y le lanzó una puñalada, pero Carlos Monzón, con la habilidad propia del boxeo, y con guantes de boxeador, logró esquivar el ataque, y le dio una feroz piña a Susana Giménez, el golpe fue tal, que Susana cayo al piso, y dejó caer el cuchillo al suelo, cuando Susana regresó en sí tras recibir aquella brutal piña, vio que Carlos Monzón estaba sobre ella, cuchillo en mano, estaba sobre ella, y blandió entonces el cuchillo y la apuñalo salvajemente, una cuchillada tras otra….

-          Quería hacer esto desde los tiempos de La Mary, vos me acuchillaste en el cine, yo te acuchilló en la realidad, nena.

Fueron dos o tres decenas de cuchillazos, hasta que Carlos Monzón agarró el Queso y lo tiró sobre el cadáver de Susana Giménez.

-          Queso – dijo Carlos Monzón, mientras contemplaba el cadáver de Susana Giménez – podrían decirme Carlos Quesón a partir de ahora, en vez de Monzón, ja, ja.

Seguramente este asesinato hubiera conmocionado a la opinión pública de entonces, y hechos que sucedieron más de una década después, como el arresto y la condena de Carlos Monzón se hubieran adelantado en el tiempo, quizás no cabe duda que en su destino estaba convertirse en asesino de mujeres. Quizás en ese tiempo, como era un héroe nacional, y gobernaban los militares genocidas lo hubiesen salvado, no sabemos, por eso este es el Relato Quesón que no fue, pero pudo haber sido, o quizás sí fue en alguna dimensión paralela o en una realidad alternativa.

BONUS TRACK (1)





Escenas de "La Mary" (1974) con Carlos Monzón (el Cholo) y Susana Giménez (La Mary)

BONUS TRACK (2)

En algún otro post ya comentamos la extraña afinidad de Susana Giménez con los Quesones (los Carlos asesinos), pero siempre es bueno recordarlo. Por ejemplo, en 1989, la misma noche en que Carlos Monzón era condenado por los sucesos del 14 de febrero de 1988, Susana inauguraba su ciclo de ese año, con Carlos Calvo y Carlos Ficicchia (Charly Alberti) como invitados, y más aca en el tiempo, Susana le dio un tributo triunfal a nuestro querido Carlos Delfino, el Basquetbolista Asesino, en una de las mejores epocas de este Quesón, cuando estaba quesoneando a Valeria Mazza, Julieta Prandi, Silvina Luna, Zaira Nara, Leticia Bredice, etc... ¡Giménez encestaba al aro mientras Carlos (figura de la NBA) la tiraba afuera!!!!!

Comentarios

  1. magnífico relato... oscuro, con sexo y queso, una verdadera ucronía, que gran quesón hubiera sido Carlos Monzón si en los 70 hubiera habido internet!

    ResponderBorrar
  2. JA JA JA EL TOQUE BLANCO EN NEGRO LE DA UN TONO RETRO

    ResponderBorrar
  3. Toda una ucronía. Y no habría tenido el programa, no se habría formulado la pregunta sobre el dinosaurio vivo, no tendría amistades políticas, que no contarían con una fuente de publicidad.
    Alguna otra hubiera ocupado su lugar.
    Buena fanfiction de fin de año.

    ResponderBorrar
  4. fue un asesinato en defensa propia, ella lo quiso matar primero, o sea que los milicos lo hubieran salvado, y quedaba como un heroe

    ResponderBorrar
  5. la sola mención del nombre "Carlos Monzón" debe provocar terror en las mujeres

    ResponderBorrar
  6. siempre escribís las mismas giripolladas pero este esta bueno en serio

    ResponderBorrar
  7. pudo haber sido el origen de los quesones: a partir de aca nacio todo, por ese Queso al azar que le regalaron a Monzón

    ResponderBorrar
  8. falto la foto de la Su chupandole los dedos del pie a Monzón

    ResponderBorrar
  9. gran relato, más ucronías con Carlos Monzón como asesino, la diferencia con los otros es que este sí asesinaba en la vida real

    ResponderBorrar
  10. a Alicia Muñiz le tiró un Queso, lo que pasa que nadie se entero porque lo debe haber robado la policía

    ResponderBorrar
  11. QUE SOfocante QUE SOlamente hables de quesos. Deseo QUE SOmetas tu pluma a otros temas

    ResponderBorrar

  12. un programa de karina mazzocco (queaoneada por Carlos Bossio) hablando de Carlos Monzón, cosas del Mundo Quesón

    ResponderBorrar
  13. si esto era verdad cambiaba toda la historia de la Argentina y Alicia Muñiz nunca hubiera conocido a Monzón, que loco todo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No se habría hecho la serie con Carla Quevedo, que tendría que buscar otro personaje para hacerse conocer.

      Borrar
  14. Adiós, Susana. No te llamaremos. Te van olvidar.

    ResponderBorrar
  15. este hecho pudo haber ocurrido perfectamente, es ficción con base de realidad

    ResponderBorrar
  16. sobre Carlos Monzón hay varias historias, además del conocido asesinato de Alicia Muñiz: se dice que habría asesinado a otra mujer en Santa Fe en los años 60 y que Pelusa, su esposa anterior a Susana Giménez, le disparó con un escopeta, o amenazo hacerlo

    ResponderBorrar
  17. otras ucronías, total esto ya es un despelote: dos versiónes de "el Asesino de Susana Giménez", una con Carlos Calvo, en los 80, y otra con Charly Alberti, en los 90

    ResponderBorrar
  18. ¿Katja Alemann, una mujer notablemente alta, y Edda Bustamente, actriz de películas como Correccional de mujeres, En retirada, son sobrevivientes o fueron quesoneadas en retro relatos?
    También podría haber un relato en que un quesón falle, la víctima se escape. Y entonces el quesón de turno vaya tras otra, una anónima o alguna otra famosas.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ana Laura Goycochea

El Asesino de Belen Francese

La asesina de Fernando Redondo

La asesina de Iván de Pineda

El Asesino de Pampita

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Edith Hermida

Los asesinos de Wanda Nara

La asesina de Luis Scola

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS