La Asesina de DJ Dero


Un día más en la vida de una asesina profesional consiste en saber que en cualquier momento puede estar disponible para cometer un nuevo asesinato. Y eso precisamente lo que ocurrió aquel día, Carla Conte pudo haber tenido un placentero descanso, pero sonó el celular, y cuando sonaba aquella música, “Irresponsable” de Memphis la Blusera, en su celular, era la convocatoria a la asesina. 
Le gustaba usar aquella canción que decía “Ooohhh, dame tu amor, Ya es hora de irnos de acá” por la sencilla razón que en el videoclip trabajaba ella. Pero eran otros tiempos, Carla aún no era lo que es ahora, una asesina profesional, una Quesona, una cruel, implacable y sanguinaria asesina de hombres. Que a veces asesinaba por decisión propia, a veces por dinero, pero siempre por placer, porque le encantaba asesinar hombres que merecieran ser asesinados. Su lista aumentaba semana a semana, y ya no tenía claro, a cuantas decenas de hombres había asesinado, lo que sí tenía claro era que a todos, sin excepción, le había tirado un Queso. Porque no era una asesina cualquiera, era una Quesona Asesina.
Carla se fijó en el celular y leyó el escueto mensaje “DJ Deró. #Queso”, y quien lo mandaba era “el Fauno”.
- ¿El Fauno? No recuerdo a ese contacto. Me esta contratando para asesinar a DJ Dero. ¿Quién es Dj Dero? – pensó Carla.


La asesina antes de contestar el mensaje de “el Fauno” se fijó en google quien era DJ Dero, allí supo que era un DJ especializado en Dance y Electrónica, con varios álbumes editados, en fin “DJ Dero (cuyo nombre real es Ezequiel Dario Szmuszkowiez), nació en Buenos Aires (Argentina), el 10 de julio de 1968. Es un productor, remixer y DJ de música electrónica de los estilos House, Electro House, Techno y Eurodance. Fue uno de los precursores de la música electrónica en su país”.
Carla quedó pensativa… ¿Tenía razones para asesinarlo? Siempre le gustaba odiar un poco a los chabones que iba liquidando, seguramente este espécimen, este DJ Dero era alguien que había destrozado la música, publicando en sus álbumes sonidos horribles y espantosos, que harían sordo a cualquiera, pero, ¿Quién era El Fauno? 
- ¿El Fauno? Me suena de algún lado ¿El Fauno? ¡Ah, sí, ese muchacho del hotel, en aquel incidente con Andrea Rincón, pobre, que en su Queso descanse!
Carla contestó entonces el mensaje del Fauno con un mensaje de audio…
- Esto tiene un precio Fauno, son quince mil dólares, deposítame siete mil hoy y los otros ocho mañana por la mañana, te juro que este DJ Deró no pasa de esta noche, decime donde lo puedo encontrar, es una tarifa barata para un asesinato, te lo aseguro.
El Fauno le pasó algunos datos sobre el DJ Dero a Carla, y esta verificó que le depositaran los siete mil dólares, con eso se dio por satisfecha, se puso los guantes negros, y puso en su cartera el revolver con silenciador, un puñal y una soga, además del infaltable Queso. Partió a la Discoteca “Hiroshima” donde, según el Fauno, iba a encontrar al DJ.
- Hiroshima – dijo Carla – se burla de los cientos de miles de japoneses que murieron ahí en la bomba atómica, y le pone el nombre de esa ciudad inmolada a un lugar de diversión. Un degenerado. Una razón para asesinarlo.
Carla entró a la Disco Hiroshima, la música que sonaba era realmente horripilante, sí es que esos sonidos desagradables se los puede calificar de música, Carla no soportaba más, a pesar de ser un día laborable, había bastante gente en el lugar, que bailaba aquellos sonidos espantosos. El lugar, llamado Hiroshima, tenía gran cantidad de fotos de aquella explosión atómica, incluído un gran hongo en el medio que hacía las veces de bola de disco. Carla fue subiendo y en un nivel superior, se encontró con la cabina donde estaba DJ Deró. La asesina abrió la puerta de un modo algo violento.


- Hola, ¿Ezequiel Darío Szmuszkowiez, más conocido como DJ?
- Soy yo – respondió DJ Deró algo sorprendido al ver enfrente a Carla Conte – ¿Carla Conte? Vos sos Carla Conte.
- Así es – respondió con frialdad Carla Conte - Yo soy una asesina implacable y me gusta serlo. Fui capaz de traicionar a mis aliados, intentar matarlos a traición. Pero lo que vos hacés es imperdonable. ¿Por que no te dedicaste a otra cosa? ¡Queso! – y entonces Carla sacó el arma y apuntó hacia DJ Dero.
- ¡Noooooooooooo! – exclamó de terror Dj Dero sabiendo que sus segundos estaban contados - ¡No me asesines!
- No tendré piedad porque vos no lo tuviste con la música. Ni siquiera te daré el gozo sexual que sí tuvieron muchas de sus víctimas, te voy a hacer tantos agujeros como agujeros tiene este Queso, así agujereaste a la música. Hasta te cagaste en los muertos de Hiroshima, ¿Cómo van a poner un hongo atómico como bola?
- ¡Nooooooooooooo! – exclamó otra vez de terror DJ Dero - ¿Por qué? ¿Por qué?
- Porque así lo quiere el Fauno, el ordeno este asesinato, y yo como buena asesina, estoy aca para ejecutar la orden ¡Queso!
- ¡El Fauno! ¿Cuánto te pago? Te pago el doble, lo matas a el, y me salvo yo, que digo el doble, el triple.
- Lo siento, pero el me contrató primero, ya me pagó una parte. ¡Queso!


¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! ¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! 
¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! ¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! 
¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! ¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! 
¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! ¡DJ Deró! ¡Queso! ¡Bang! 
Carla decía la palabra “Queso” a medida que disparaba, igual que el nombre de su víctima, nunca lo había hecho, pero sí aquella noche, algo similar a las repeticiones constantes de la música dance, que se repite una y otra vez. Ocho balazos.
Entre la música horrible que se escuchaba en la Disco Hiroshima, y el uso del silenciador, nadie escuchó los disparos, el cadáver ensangrentado de DJ Dero quedó tumbado sobre el equipo musical, mientras Carla observaba a su víctima.
- Queso – dijo por última vez Carla Conte, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver del DJ Deró y agregó – un acto de justicia para la música, en el más alla, en el cielo de los músicos, Beethoven, Mozart, Strauss, Lennon, Harrison, Hendrix, Morrison, y tantos otros, lo agradecerán, ja, ja, ja.
Con total impunidad Carla Conte se retiró del lugar, la conmoción en la Disco Hiroshima fue de una gran magnitud, el Comisario Miguel responsabilizó del asesinato a una asesina fanática nieta de japoneses, más precisamente de sobrevivientes de Hiroshima, llamada Karasula Kontemoto, prófuga de la justicia, e integrante de una temible “Yakuza”.
- DJ Deró. #Queso – Carla le mandó el mensaje a El Fauno, confirmando el crimen.
Al día siguiente Carla se despertó y pensó: “Espero que El Fauno me haya depositado el dinero, de lo contrario, ¡Queso!”, Carla ya estaba desatada, pero para bien y tranquilidad de todos, el dinero estaba depositado, la asesina cobró por su trabajo y ya pensaba quien sería su próxima víctima…


No se olvidaba de Carlos Lampe, el Quesón Boliviano, el Quesón de las Cholas, sabía que romper el pacto de las Quesonas y los Quesones era algo muy peligroso, y pero su instinto criminal muchas veces parecía no tener fin, y con Carlos Lampe, tenía algunos Quesos pendientes.
Carla, con sus guantes negros, agarró un gran cuchillo, mucho más grande aún que los que usan en sus asesinatos asesinos de la talla de Carlos Bossio o Carlos Ignacio Fernández Lobbe, y comenzó a apuñalar una fotografía tamaño natural de Carlos Lampe, mientras gritaba “Queso” y “Carlos Lampe”, mientras lo hacía escuchó una voz…
- El orden de los Quesones y Quesonas no debe ser alterado, quien lo haga, recibirá su Queso, solo lo advertiré una vez – Carla escuchó una voz, era la voz de Lady Dumitrescu, miró a todos lados, no había nadie… pero Carla, asustada, aún siendo lo que era, una gran asesina, dejó el cuchillo clavado en la foto de Carlos Lampe, simuló tirarle el Queso a la foto, y se fue a hacer su programa diario en Canal 9. 
Y colorín colorado, otro asesinato de Carla Conte hemos relatado. ¿Cuál será el próximo?

Comentarios

  1. hizo muy bien Carla Conte en asesinar a este gordito idiota, el Fauno manda matar gente? Ja, ja, ya vere para que la contrato yo

    ResponderBorrar
  2. bastante parecido a Darío Lopilato, hermano de otra víctima de los Quesones, que terror!!!!

    ResponderBorrar
  3. Carla de Turismo City me manda mails tengo miedo y si es una asesina?

    ResponderBorrar
  4. Parece que estoy progresando Me dejaron a cargo de un hotel y tengo fondos para contratar a una letal Carla.
    Ya te mando el resto, Carla Conte. No hace falta que te enojes.

    Carla de Turismo City puede ser peligrosa, el dato de donde se viaje puede ser muy útil.

    Carla morocha y Carla rubia, Conte y Romanini, no busquen problemas, que las admiramos.

    Que buen relato.

    ResponderBorrar
  5. espero yo no ser el próximo

    ResponderBorrar
  6. El Gran Timonense5 de marzo de 2020, 05:31

    Rodrigo Lussich a esta altura ya es un sobreviviente

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Por astucia o porque Carla es encantadora, en su faceta televisiva, Rodrigo la ha tratado bien, se ha llevado bien con ella. Hasta la defendió cuando Rolando Hanglin (en una entrevista telefónica), pretendió hacerla callar.
      ¿Una quesona para Rolando Hanglin?

      Borrar
  7. Carla Conte no estará más en Confrontados, siendo remplazada por una clon de Marina Calabró. ¿Una represalia de Lady Dumitrescu?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. y muchos Quesos... aunque pensándolo bien ahora puede ser una asesina full time o sea que puede cometer muchos mas asesinatos aun podría asesinar en una misma tarde a algún plantel de fútbol entero de algún equipo de la B

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Antonela Ramírez

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral

El asesino de Viviana Canosa