El Asesino de Matilda Blanco

Dumitrescu Producciones Teatrales, en asociación con la Piruli Filmes, decidió lanzar un espectáculo con Diego Scott y Matilda Blanco. El primero (cuyo nombre completo es Carlos Diego Scott) es un comediante, actor y conductor radial, famoso por hacer el personaje del “Doctor Felipe”, la segunda es una diseñadora y Argentina Coach. El espectáculo era un guión basado en una mezcla de argumentos de Sófocles, Shakespeare, Neil Simon y Pepe Arias.

Scott y Blanco se juntaron a leer el argumento, lo que sería una suerte de primer ensayo.

- Esto es una cagada – dijo Blanco al leer las primeras líneas del espectáculo denominado “Telefono Azul ¿Volamos hacia La Matanza?” – no puedo hacer una mierda semejante, lo mío es la moda.

- Pero Dumitrescu Producciones Teatrales – le contestó Scott – tiene objetivo un fin loable, luchar contra el hambre en el mundo, financiando a través de nuestro éxito un proyecto para fabricar caldos gigantes de sopa de alto valor nutritivo. 

- Con este argumento de mierda es imposible tener éxito, es un delirio total, lo mio es la moda y el diseño de indumentaria, me tengo que dedicar a eso, yo me voy, esto es una bazofia – volvió a decir Blanco.

- Lady Dumitrescu se va enojar, además ya te dio un adelanto de 500.000 euros, nadie te va a pagar mejor.

- ¿Adelanto? Me los dio y me dijeron que lo pusiera en una cuenta del Plan Mundial de la Alimentacion de la Fundación Dumitrescu hasta el día del estreno, todo esto es una estafa, no hay ningún plan de alimentos ni nada, voy a denunciar todo esto y caerán quienes tengan que caer – Matilda Blanco se levantó entonces de la mesa.

Scott se paró también y empezó a suplicarle: “¡No te vayas! ¡No te vayas! ¡No denuncies a nadie! ¡Mira, todo es verdadero, no hay ningún fraude! ¡Te voy a mostrar todo!”.

Scott sacó unos papeles, y en medio del revoltijo, se le cayó el documento, Blanco lo miró de reojo y se sorprendió al ver lo que estaba viendo, el DNI que decía “Scott, Carlos Diego”.

- ¡Te llamas Carlos! ¡Qué sorpresa! ¡Un Carlos avergonzado de ser un Carlos!

- Los que me conocen en serio lo saben todos, además tu nombre también es trucho, te llamas Gabriela, pero bueno adoptaste ese Matilda porque te gusta!

- Ja, ja, ja, es cierto, pero no deja de ser sorprendente, que te llames así, Carlitos.

- Bueno Matilda, Gabriela, o como quieras que te llames, lo siento, pero sí descubriste mi secreto debo eliminarte.

- ¿Eliminarme? ¡Ja, ja, ja! ¿Qué vas a ser, exterminarme con un matamoscas? ¡Qué pelotudo que sos, Carlos Diego Scott!

- Quizás sea un pelotudo, pero este pelotudo es también Quesón y un Carlos Asesino.

Scott, que siempre había tenido guantes negros, sacó entonces un revolver con silenciador, y apuntó a Matilda Blanco, y empezó a disparar, un balazo, dos balazos, tres balazos, seis balazos… y así la asesinó.

- Queso – dijo con total frialdad Carlos Diego Scott mientras tiraba un Queso sobre el cadáver acribillado de Matilda Blanco.

Las Santillanas, las cuatro mujeres iguales a María Laura Santillán, aparecieron en el lugar, para llevarse el cadáver de Blanco, una le reprochó a Scott:

- Señor Scott, aasesinó directamente, no hubo sexo, ni ritual ni nada, solo balazos…

- Y el Queso, balazos y el Queso, el Queso es lo más importante, tirarle el Queso es cumplir con el ritual – dijo Scott.

- Señor Scott, siempre se comporta como un mal Quesón, Lady Dumitrescu, Leia Stoichkov y la Marquesa de Avila serán informadas de esto. A veces se comporta como un agente de la malvada Lady Katyushka.

- Yo cumplí con mi parte, yMatilda Blanco fue asesinada, y soy muy fiel, esta mina iba a denunciar todo, ponía en riesgo a la Hermandad y a la Fundación, ya no merecía otra cosa que el Queso, las Miladies lo entenderán – dijo Scott – Y si soy el peor de los Quesones, es problema mío, un Quesón de baja calidad, un Quesón boludo, mediocre y pelotudo, no deja de ser un Quesón, y yo soy un Quesón.

Y así concluye nuestra historia, la del asesinato de Matilda Blanco, a manos de Carlos Diego Scott, el peor de todos los Quesones, el más mediocre e insulso de los Carlos Asesinos.

Comentarios

  1. un queso merecido, con un asesino de tercera línea, que parece asesinar por obligación y sin placer, quizás Carlos Melia o el Bebe Contepomi le hubieran puesto algo más

    ResponderBorrar
  2. Scott tiene que tener más crímenes, con víctimas de este estilo, y debe hacer errores, debe demostrar ser el peor de los quesones, como un quesón que asesina de mala gana

    ResponderBorrar
  3. QUE BOLUDAZO ESTE SCOTT, COMPITE CON CONTEPOMI

    ResponderBorrar
  4. un quesón renegado al que no le gusta el queso

    ResponderBorrar
  5. Está muy abajo en la escala de quesones, por debajo del Bebe Contempomi, que ha mejorado.
    Quesoneó a una desagradable, que se creía una estrella. Pero le faltó estilo, le faltó someterla a una agonía.

    Duda sobre las Santillanas. ¿Siguen en Telenoche o pasaron a LN+?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El Asesino de Nicole Neumann

El asesino de Sabrina Pettinato

El asesino de Zaira Nara

El Asesino de Laura Miller

La asesina de Fernando Redondo

La asesina de Luis Scola

Los asesinos de Wanda Nara

El asesino de Valeria Mazza

La Asesina de Andrés Nocioni

Quesones (los Carlos Asesinos)

Quesones (los Carlos Asesinos)
todas las sagas de los Quesones (los Carlos Asesinos)

QUESONES Y QUESONEADAS

QUESONES Y QUESONEADAS
LAS FAMOSAS ASESINADAS Y LOS CARLOS ASESINOS