La Asesina de Emiliano Rella


A mediados de la primera década del siglo XXI, allá por 2004, 2005 o 2006, la carrera profesional de Emiliano Rella parecía avanzar a pasos agigantados y se perfila como uno de los grandes animadores de los años siguientes. Sin embargo, aunque parecía para las ligas mayores, su carrera se fue haciendo cada vez mas chiquitita, como aquellos jugadores de fútbol que parecen tener futuro de Real Madrid y diez años después terminan en algún humilde equipo de ascenso.
Rella formó con Carla Conte una exitosa dupla televisiva en 2004 en "Call Tv", un ciclo de juegos telefónicos en las trasnoche de Canal 9.  A pesar que hace años trascendió que no tuvieron la mejor onda como compañeros, la morocha lo ratificó y señaló: "Con Emiliano teníamos mucha química, pero también hubo muchos roces".
"Con ningún conductor tuve problemas", aclaró luego durante su visita en "Online" (KZO). Y por último, aseguró: "Lo único que me molestó fue que se sentó en un programa y habló mal de mí. Quiso armar un quilombo donde no iba a existir, después me pidió disculpas y está todo bien".


Y luego amplió: "Son cosas de adolescentes y creo que ella lo ha dicho... Tiene que ver con dos pibes que comienzan muy expuestos en la tele, la base es esa. De un momento para otro éramos los conductores de la tele. Yo arranqué solo y ella después al medio y el vínculo era como el de una pareja matrimonial, pero al aire. Por ahí habré ido algún programa y habré pisado el palito, pero formaba parte de la inexperiencia que tenía en aquel momento. Uno a veces va a un programa y entre tantos panelistas y demás, a veces te llevan por un camino en el que uno no quisiera ir. Creo que sé de qué programa me está hablando Carla, y habré dicho cosas que son de puerta para adentro. Me equivoque y repito que debe haber sido por esa inexperiencia que tenía. Igual son cosas que no las dejo de pensar, pero son de puertas para adentro", destacó Emiliano.
Poco tiempo después de estas declaraciones cruzadas entre Carla y Emiliano, dicen que el animador salía de un Canal de TV donde participó en algún programejo intrascendente y se cruzó con Carla Conte en el ascensor.


- ¡Carla!
- ¡Emiliano! ¡La verdad que quería este reencuentro despues de que tuvimos ese cruce de declaraciones!
- Yo también, merecíamos un encuentro físico – respondió Rella.
Carla paró el ascensor del Canal y se sacó los zapatos, y quedó descalza, ante Emiliano.
- ¿Qué haces Carla?
- Dale Emiliano, quiero que seas mi esclavo sumiso, yo soy la ama de los pies.
- ¿Me estas hablando en serio?
- Por supuesto.
- ¿Pero aca?
- Vamos a algún Albergue Transitorio. Conozco uno donde no tendremos problemas.
Rato despues, Carla Conte y Emiliano Rella estaban en el Albergue Transitorio “Deutchsland” cuya dueña era una alemana que parecía una oficial nazi, Fraulein Astrid Breitner. Hasta había un gran retrato de Hitler en la entrada, aunque en forma subliminal, pocos, casi nadie se daba cuenta de su contenido y significado.


- Vamos a pasarla muy bien – le dijo Carla a Emiliano.
Emiliano estaba sentado, de rodillas, atado, Carla tomó un látigo, y comenzó a darle latigazos, uno tras otro, Rella sintió una extraña satisfacción sadomasoquista, sufría pero le gustaba, le gustaba mucho, demasiado tal vez, un latigazo tras otro. Carla llevaba un par de grandes botas negras, y le dijo a Emiliano:
- Sacame las botas, Emiliano.
El animador le fue sacando las botas, las medias, empezó a chuparle, besarle, lamerle y olerle los pies a Carla. Tras esto, Carla le empezó a dar patadas, una tras otra, finalmente Carla fue a un armario y le dijo a Emiliano.
- No te imaginas lo que hay aca. Adivina, pibe.
- Ni idea Carla, dale, quiero seguir sufriendo y gozando.
Carla abrió el armario y para sorpresa de Rella, lo que había allí era un Queso. Sí, un Queso. Un Queso Port Salut, de gran tamaño.
- Tomá el Queso, Emiliano – dijo Carla - ¡Queso! ¡Queso! – Carla le tiró el Queso a Rella, y entonces le dijo:
- Penetrame Emiliano, cógeme.
- Te cojo, pero desatame.
- De acuerdo – dijo Carla, y entonces lo desató.


A pesar de los latigazos y los golpes, del Queso que le tiraron, Rella sentía excitación y cogió con placer e intensidad con Carla, fue una relación sexual nunca vista. 
Emiliano quedo sentado, muy contento tras aquella experiencia. Carla fue al baño, llevó la cartera, tardó un rato largo, pero Emiliano no se dio cuenta, eufórico, había perdido la noción del tiempo. Carla se puso los guantes negros, sacó un arma, una pistola deportiva Colt Metal Slider 45 y le puso el silenciador. Lo cargó de balas y salió del baño, con la tranquilidad que solo tienen las grandes asesinas.
- Emiliano – dijo Carla. 
Rella levantó la vista y vio a Carla Conte, que lo estaba apuntando con el arma.
- ¿Qué significa esto? – dijo Emiliano.
- Algo que debí haber hecho hace mucho tiempo. Soy una asesina de hombres, una asesina profesional, una Quesona Asesina.
- ¿Quesona Asesina? – Balbuceó Rella mientras miraba a la asesina apuntándole con un arma.
- Sí, te asesinaré y te tiraré el Queso.
- ¡El Queso! – dijo Emiliano Rella.
- El Queso – dijo en forma fría Carla Conte.


La asesina disparó una lluvia de ocho balazos sobre Emiliano Rella, ocho balazos que nadie escuchó pues Carla usó un silenciador. Bang, Bang, Bang, Bang, Bang, Bang, Bang, Bang. Los balazos impactron en el cráneo, el pecho, el torax, el abdomen de Emiliano Rella, que quedó muerto sobre el piso.
- Queso – dijo Carla Conte, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Emiliano Rella.
La asesina, con la frialdad que le caracteriza, se fue del lugar del crimen con total impunidad, al salir se despidió de la malvada alemana nazi Astrid Breitner.
- ¿Lo quesoneaste, nena? – le dijo Astrid.
- Por supuesto, Fraulein, debí hacerlo hace mucho tiempo, ja, ja, pero hoy le llegó el Queso, ja, ja. Ya veremos quién es el próximo.

Comentarios

  1. excelente cuento, una gran Quesona Carla Conte, ahora que vaya por Alexander Caniggia y José María Listorti

    ResponderBorrar
  2. Una contundente historia. Con la mente puesta en Carla Conte, no se dio cuenta del lugar en que estaban. Propicio para lo mortal, más cuando ha habido rumores sobre Carla.
    Astrid es letal pero no la veo como remplazada de la admirada Lady Dumitrescu.

    A Emiliano podría haberle ido peor con Carla Rebecchi.

    Podría haber una peluquería de quesones, con servicios de manicuría, servicios muy especiales, claro que liquidarían a algunos clientes. Serían la versión quesona de Los Ángeles... de Charly.

    ResponderBorrar
  3. excelente, gran relato quesón, que asesina es esta mina, ja ja ja

    ResponderBorrar
  4. Tengo captura, de Massacre. ¿Un homenaje a las quesonas?
    https://www.youtube.com/watch?v=GT0emvxiC2c

    Sería interesante con los integrantes de Agapornis, los varones, ya mataron a las cantantes. Y con métodos más personales, con más intimadad, por parte de las quesonas, Carlas o Ravelias.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ja ja ja gran video, sin duda, hay muchos homenajes a las Quesonas en videoclips, ja, ja

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Deborah De Corral