La Asesina de Martín Olguín y Matías Vazquez


El protagonista de esta historia es un joven periodista del mundo del Espectaculo llamado Matías Vazquez, que en las redes sociales se hace conocer como @mativazquezshow. Dicen que estaba en un estudio de radio, luego de finalizar un programa, junto a él se encontraba un joven locutor llamado Jonatan Martín Olguín, conocido en las redes sociales como @olguinmartin.
- Llegara el momento en que todos dejaremos de tener nombre, apellido y DNI; solo seremos conocidos por nuestros nombres en Instagram, twitter y todo eso. Al estilo Black Mirror. No lo olvides – le dijo Vazquez a Olguín.
- Cuando ese día llegue, estaremos ante el fin de la humanidad -  agregó Martín Olguín.
De repente ante ellos, como salida de la nada, en medio del estudio de radio, estaba Carla Conte. Sí, Carla Conte, la joven y bella actriz y conductora, vestida de negro, al estilo de las mujeres que practican sadomasoquismo. Llevaba un bolso, donde debería tener varias pertenencias.



Matías le dijo:
- Hola Carla, ¿Qué haces aca?
- Hola Matías. Estoy aca simplemente. 
- Pero alguna razón debe haber…
- Te digo que la razón es en realidad un Queso, ¿Qué te parece? Porqué soy Carla, la Quesona.
- Ja, ja, un Queso, muy gracioso. ¿Carla, la Quesona? Algo había oído de que te llamaban de esa forma. Bueno, Carla, que te parece si hacemos un vivo en Instagram.
- No… podemos grabarlo… y después lo publicas. Me interesan tus pies Matías, los ví en la página de @PiesMasculinos. Los tuyos también Martín, los ví en esa página.
- Yo suelo publicar siempre fotos de mis pies ahí – dijo Matías.
- Yo, en cambio, solo publiqué un par hace como tres años – dijo Martín.
- Es que me gustaron tanto los tuyos que no los pude olvidar  - agregó Carla.
- Gracias Quesona, ¿Así es que como te llaman, no?
- Sí, soy la Quesona.
Lo cierto es que los dos hombres se sentaron a la mesa del estudio de la radio, y se sacaron los zapatos y las medias, poniendo sus pies descalzos sobre la misma. A Carla le encantó. Sacó el celular y empezó a sacar fotos. Luego empezó a oler, besar, chupar y lamer los pies tanto de Martín como de Matías.


- Los tuyos son muy olorosos, Martín. En cambio, los tuyos Matías dejan mucho que desear. Igual, los dos son muy Quesudos.
- Ja, ja, los míos olorosos, je, je. Me encanta que me digas que soy un Quesudo. Me imaginó que todo esto ha sido grabado. Podemos hacer fortunas con este video – dijo Martín.
- Todo ha sido grabado – dijo Matías – sobre el olor de mis pies, bueno, es lo que hay, lamento decepcionarte, Carla. Será que uso mucho desodorante para pies.
- No hay problemas. Ahora vamos a divertirnos aún más. Quiero tener sexo con ustedes, un menage a trois.
- Me va a encantar – agregó Martín – cojamos y después no importa nada.
- Yo pasó, soy gay – dijo Matías – no lo suelo decir en público, pero es la verdad.
- Nos divertiremos mucho, ja, ja – dijo Carla – Vos, Martín, cógeme por la concha, y vos Matías, cógeme por el culo, ja, ja…



Así ocurrió entonces el Menage a Trois, mucho sexo desenfrenado entre los tres. Cuando terminó, los dos hombres estaban satisfechos, cada uno a su manera, de repente, se vieron entre sorprendidos y aterrados, cuando observaron que ante ellos, estaba Carla, ahora armada con un revolver con silenciador y diciendo en voz alta.

- Gracias Quesudos. Soy una Quesona, ja, ja. Ahora serán los Quesudos Quesoneados, los asesinaré, ja ja, asi morirán, Quesudos.
Los dos Quesudos gritaron de terror. Pero la asesina fue rápida, letal y contundente. Disparo dos balazos. Uno dio en la frente de Olguín, el otro en la de Matías. La asesina dijo entonces en voz alta:
- Queso.
Y efectivamente un Queso tiró sobre el cadáver de cada uno de los dos Quesudos asesinados. Pero su macabra tarea no finalizó ahí. 
Así como había llevado un Queso entre sus pertenencias, también llevó una sierra eléctrica. 
Y con la batería bien cargada, la asesina cortó los dos pies de cada uno de los dos hombres asesinados. No solo se llevó los zapatos de sus víctimas (algo habitual en esta clase de asesinas) sino también los pies, para embalsamarlos y exhibirlos como trofeo.
¿Cuáles serán los próximos y sanguinarios pasos criminales de Carla Conte, una Quesona, una sanguinaria, cruel e implacable asesina de hombres?





Comentarios

  1. Carla Conte y sus dos magumbos

    ResponderBorrar
  2. entonces las asesinas quesonas siempre se llevan los zapatos de sus víctimas?

    ResponderBorrar
  3. Ya que vas a seguir con esto hubieras puesto más fotos de Carlita

    ResponderBorrar
  4. Carla parece volverse más cruel. Pero pasar el último momento con ella es una notable ventaja, como un último deseo. Que sigan sus aventuras quesonas.

    ResponderBorrar
  5. ufff carla conte, esa quesona si ke se puede ver!.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Marcela Pagano

El Asesino de Deborah De Corral