La Asesina de Matías Almeyda, Matías Cóccaro y Matías Recalt


DE NUEVO CARLA, LA QUESONA DE LOS MATÍAS

Las últimas novedades que tuvimos de Carla Lucía Romanini (en adelante simplemente Carla, o la Asesina, o la Quesona, o la Asesina de los Matías, o la Quesona de los Matías) nos informaban que sus últimas víctimas fueron Matías Carrera (influencer), Matías Campo (abogado) y Matías Santos (bailarín del teatro Colón) (1).

La promesa asesina de Carla, la Quesona, lo postergó varias veces, ¿Cumplirá ahora y tirará este Queso?


Todos quesoneados en forma brutal por Carla, una temible, cruel, sanguinaria e implacable asesina serial de hombres, conocida como la “Quesona” porque arroja Quesos a sus víctimas después de asesinarlos (ella solo tira los Quesos, no los come, nunca come Queso) y también llamada “la Quesona de los Matías” porque la mayoría de sus víctimas se llaman “Matías”.

 

Si bien siempre tuvo una predilección especial por los Matías, en otro tiempo también asesinaba a hombres llamados de otro modo (y dan cuenta de eso célebres víctimas como Pablo Sinema, Bautista Araneo, Santiago Artemis, Lizardo Ponce, Santiago Maratea o Victorio D’Alessandro y su propio novio, Emilio Di Marco), pero en este último tiempo, a Carla el mote se le subió a la cabeza, se hizo carne en ella y decidió dedicarse a asesinar (o quesonear, el verbo que prefieras utilizar) solamente a los Matías.

 

A lo largo del año 2023, nos llegaron noticias de que Carla se había radicado por razones de trabajo en Nueva York, sí, en la gran manzana, la gran ciudad de los Estados Unidos que muchos consideran el corazón del mundo. Por un lado, Carla se dedicó a la moda, trabajando para una prestigiosa firma neoyorquina, por otro, se dedicó a su propia película, una coproducción de la Universal y la Paramount, donde cuenta sus asesinatos.

 

Dimos cuenta de ello en los relatos “La Asesina de Matías Candia 2023 o la leyenda de Matías Candia el Quesoneado” (2) y “El Film de Carla la Quesona Asesina y los Matías Quesoneados” (3), donde se enumeran algunos asesinatos de Carla, quizás los más populares en las redes, como los de los basquetbolistas Matías Fioretti (4), Matías Solanas (5), los influencers Matías Spano (6) y Matías Candia (7), y el novio de una de sus mejores amigos, Matías Criolani (8), y el top model Matías Cantoni (9).
Bueno, si quieren tener referencias o recordar estos relatos y la saga completa de Carla la Quesona Asesina (10), tienen todos los enlaces de los Cuentos y relatos al final del post a su disposición. 


 

Pero ahora vamos a presentar tres nuevos asesinatos que cometió Carla en el transcurso del último año, entre ellos, uno pendiente, que ya había prometido: el de Matías Almeyda, a continuación estos relatos, que anque fue el primero en cometerse, lo contamos al final.

 

LA ASESINA DE MATÍAS RECALT


En realidad este fue el más reciente de estos asesinatos, ocurrido hace solo un par de meses. Para quienes no lo conocen, Matías Recalt es un joven actor, de 22 años, conocido por hacer de Danilo en la serie “Apache la vida de Carlos Tevez” y de Roberto Canessa en la película “La Sociedad de la Nieve” ambas de Netflix.

 


A pesar de su juventud, Matías Recalt parece ya estar muy relacionado con el Mundo Quesón, por haber intervenido en la serie de Carlos Tévez, el jugador del pueblo, el Apache, que fue Quesón (11) (12) (13) y terminó Quesoneado (14), y mucho más, por haber sido pareja de Malena Sánchez, actriz, asesinada y quesoneada por Carlos Delfino (15).


Según nos han contado, Carla, volvió a Buenos Aires por una breve temporada a participar de una fiesta de amigos y visitar a sus familiares y amistades, temporada suficiente para tirar un Queso, vio la película de Netflix “La Sociedad de la Nieve” y al comprobar que uno de los actores principales era un Matías, muy quesoneable, empezó a sentir el deseo de quesonearlo, y ese deseo aumento mucho más tras averiguar las ya citadas conexiones de Matías con el Mundo Quesón.

Matías Recalt en la serie de Carlos Tevez

“Tengo que tirarle un Queso” pensó Carla “este paso por Buenos Aires debe dejar la huella indeleble de un Queso. Es jovencito, aunque tiene un dos más que Matías Candia y cuatro más que Matías Spano, cuando los quesonee, ja, ja, será divertido, y encima es el viudo de una Quesoneada, ja, ja”.


Guiada por el instinto propia de una Quesona, en trance de quesonear, no fue difícil para Carla encontrar a Matías Recalt, en el set de una filmación, al parecer estaba preparando un nuevo papel para alguna serie de Netflix.


 

“Hola Matías” dijo Carla “soy Carla Romanini, y estoy en Nueva York, creo que sos el indicado para trabajar en una serie que voy a protagonizar, es sobre una asesina serial, que asesina a tipos llamados Matías, influencers, modelos, basquetbolistas y esas cosas, es una película bien bizarra, yo hago de asesina, y me dicen la Quesona, porque tiro Quesos a mis víctimas, vos te llamas Matías, sos el tipo ideal para hacer de la víctima principal”.


 

Al escuchar todo eso, Matías quedo paralizado, fue como si se le hubiera congelado la sangre.
“¿Quesona? ¿Queso?” dijo Matías balbuceando “A mi novia la asesinaron y le tiraron un Queso, dicen que fue el basquetbolista Carlos Delfino, no nena, ¿Carla, me dijiste que te llamabas?, ándate o llamo a la policía” .
“¿Policía?” contestó Carla “¡Ja, ja, no hay policías para Carla, la Quesona Asesina! ¡Solo hay Matías para quesonear y Quesos para tirar! ¡Vos sos el próximo!”.
“¡Noooooooooooooooo!” gritó de terror Matías Recalt en ese momento.



Mientras Matías pegaba un alarido, Carla le puso un pañuelo sobre la boca y lo durmió con un potente somnífero. El efecto no duraba mucho, solo unos minutos, pero el tiempo suficiente para atar a Matías en una silla, al despertar, el joven actor intentó escapar, pero maniatado y amorzado, nada pudo hacer, solo contemplar a Carla.
“Sería muy fácil sacar un cuchillo, cortarte el pescuezo y tirarte un Queso” le dijo Carla “pero como soy buena, quiero hacerte feliz, vamos a coger, y a tener un disfrute sexual, ja, ja”.


Matías intentó moverse, pero notó que al escuchar esas palabras de la asesina, su pene comenzó a erectarse y sintió un deseo sexual irrefrenable, apenas unos minutos después, estaba penetrando a Carla, la experiencia sexual fue intensa y muy placentera, Matías disfrutó mucho más que con Malena Sánchez, su quesoneada novia, y la verdad que estaba muy feliz.


 

“¿Viste, Matías?” le dijo Carla “fuiste feliz, ahora si, serás quesoneado”.
Carla lo mantuvo atado, pero le saco la mordaza de la boca, y entonces ahora sí, sacó un gran cuchillo, lo blandió con sus guantes negros, y le corto el pescuezo. La sangre de Matías chorreó por todas partes, un asesinato muy parecido al de Matías Spano, por cierto, y también al de Santiago Maratea.


 

“Queso” dijo Carla “Matías Recalt” y tiro el Queso sobre el cadáver de Matías Recalt. La asesina huyó con total impunidad y horas después ya volaba de regreso a Nueva York.
Otro Matías fue quesoneado, Matías Recalt, por Carla, la Quesona de los Matías. QUESO.




 

 

LA ASESINA DE MATÍAS COCCARO


Matías Fernando Cóccaro, jugador uruguayo, el Zorro, nacido en 1997, alcanzó cierta fama en las últimas temporadas del fútbol argentino jugando para Huracán. Su nombre se mencionó para los grandes, River Plate o Boca Juniors, pero ciertas inconsistencias en su rendimiento y disciplina lo alejaron de los primeros planos, y terminó jugando en un club de la MLS, Club de Foot Montréal, canadiense, pero que juega en Estados Unidos, cosas de los yanquis.


 

Nos han contado que a principios de este 2024, Matías fue a hacer una visita breve, de un par de días a Nueva York, y recorriendo el Central Park, en pleno invierno de la Big Apple, se topo con Carla Romanini, que no tardó en reconocerlo.
“Oh, es Matías Cóccaro, el jugador de Huracán, recuerdo que lo había puesto en mis listas de probables víctimas, tengo que quesonearlo” pensó Carla.
Matías no conocía a Carla, pero esta se le acercó, y fue irresistible, ella era realmente muy bella, y Matías, que era muy putañero, no pudo evitar sentirse atraído por la modelo.


 

“Hola, soy Carla, ¿Vos jugas en Huracán?” pregunto Carla “¿Vos sos Matías Cóccaro?”
“Así es” dijo Matías Cóccaro “No le han mentido, yo soy, pero ahora juego en un equipo de Canadá, el Club de Foot Montréal”
“Oh, que interesante” dijo Carla “que te parece si vamos a mi departamento, esta aca, frente al Central Park”.
“¿Y para que ir a tu departamento? ¿Carla, me dijistes, no?”
“Sí, Carla” contestó Carla “Y vamos para coger, pibe, para coger, va a ser divertido”.

Matías Cóccaro no lo podía creer, semejante invitación era como ir al paraíso. Rato después, estaba en una cama, tirado, cogiendo en forma desenfrenada y salvaje con Carla, no lo podía creer, el sexo fue intenso, con mucho movimiento, demasiado, se movían en la cama, que bien que la pasaron.
“No me imaginaba esto” dijo Matías Cóccaro, acostado, ya descansando, después de coger “que cogida, es como estar en el paraíso, como haber llegado al cielo”.
“Y precisamente, ahora irás al cielo, o al paraíso, estimado Matías” dijo Carla.



En ese momento, la asesina tomó con sus guantes negros, un revolver antiguo, bien antiguo, un arma de colección, era el que había utilizado en el asesinato de Matías Sotelo, su segunda víctima (16), un crimen que había quedado olvidado en medio de tantos asesinatos y tantos Quesos.
Carla apuntó a Matías con el arma, que miró aterrorizado.
“¿Qué haces Carla?” dijo Matías “Me imagino que será otro juego”


“Casi siempre usó armas blancas y filosas en mis asesinatos, cuchillos, machetes, katanas, pero ahora tengo ganas de usar esto, lo use pocas veces, para asesinar a Matías Sotelo, mi segunda víctima, y también con Pablo Sinema (17), si mal no me acuerdo, ahora te tocó a vos, Matías Cóccaro” dijo Carla “Te haré tantos agujeros como agujeros tiene este Queso”.
“¡Nooooooooooooooooooooooooo!” gritó de terror Matías Cóccaro, mientras Carla apuntaba con el arma y comenzó a disparar. Una lluvia de diez balazos, hasta dejar el cargador vacío. Carla contempló el cadáver de Matías Cóccaro, acribillado y cubierto de sangre.


 

“Queso” dijo Carla Romanini “Matías Cóccaro” y tiró el Queso sobre el cadáver de Matías Cóccaro. La asesina salió del departamento con total impunidad y siguió caminando por el Central Park de Nueva York.
Cuando volvió, el cadáver quesoneado de Matías Cóccaro ya no estaba y la escena del crimen estaba totalmente limpia. Carla se miró al espejo y sonrío tranquila. Los fantasmas de los Matías Quesoneados, Matías Cantoni, Matías Solanas, Matías Criolani, Matías Candia y Matías Spano, se encargaron de limpiar todo, para satisfacción de Carla.
Así quesonearon a otro Matías, Matías Cóccaro, Carla, la Quesona de los Matías, la asesina. QUESO.



 

LA ASESINA DE MATÍAS ALMEYDA

En realidad esto sucedió antes que los asesinatos de Matías Recalt y Matías Cóccaro, pero por ser el más importante, lo dejamos para el final. Digamos que fue a mediados del año pasado.


Todos conocemos a Matías Almeyda. Jugador de River en los noventa y símbolo del descenso en 2011 y del posterior ascenso un año después. El “Pelado” Almeyda, que también jugó en la selección argentina, y fue uno de los protagonistas de la debacle del Mundial de Corea Japón 2002, el equipo que fue a salir campeón y se vino en primera ronda. Pero poco importa, eso. 

Cuenta la leyenda que Carla ya había prometido quesonearlo, y que desde hace tiempo, estaba anotado como uno de sus probables víctimas. Dicen que mientras estaba en Nueva York, preparando el film sobre “La leyenda de Carla la Quesona y los Matías Quesoneados”, Carla decidió asesinar y quesonear a Matías Almeyda, en forma concreta, ya no como posibilidad.


A Matías le encanta que lo rasquen. En los pies, en la cabeza, en el cuerpo. No porque le pique ni tenga sarna. Es un vicio. Lo adoptó de pequeño, con su familia. Desde entonces, cuando tiene un tiempito para relajarse, se tira en un sillón o en el pasto de su jardín y les pide a quien este cerca, que lo rasquen un rato. En los pies, en la cabeza, en el cuerpo. En todos lados.


Una tarde, en Azul, Provincia de Buenos Aires, su lugar en el mundo, Matías Almeyda estaba tirado sobre el césped, y empezó a tener deseo de que lo rasquen, sí de lo rasquen, y pasaba por ahí, una bella rubia, que no era otra que nuestra conocida Carla.
“Hola piba” dijo Matías “¿Me rascas?”.
“¿Vos sos Matías Almeyda?” dijo Carla “¿Sos vos, verdad, el de River?”
“Claro que soy yo, pero te dije, rascame, rascame el cuerpo, los pies, la cabeza, por favor rascame” insistió Matías.


“Bueno, dale, soy Carla, espero te guste” y Carla empezó a rascar a Matías en todas partes, pero principalmente en los pies, y el futbolista empezó a sentir un placer nunca visto, nunca lo habían rascado de tal manera, era algo que lo llenaba de gozo y satisfacción, tanto que del deseo de rascarse, pasaron al sexo explícito, porque cogieron sobre el césped, dando volteretas en el pasto, y disfrutando como nunca antes había pasado.

Matías quedó exhausto, pero eufórico y muy contento, no tanto como el día que ascendió con River, pero sí algo muy cercano a eso, Carla, en cambio, estaba más entera, con ganas de querer más, mucho más.


“Esto fue maravilloso” dijo Matías “nunca pensé que esta manía de rascar terminaría así, con un goce sexual tan intenso y fabuloso, te debo una, esta te lo tengo que pagar, ¿Qué puedo hacer por vos, Carla’”.
“No quiero dinero” dijo Carla “quiero que juguemos con las katanas, unas katanas que tengo aca, será divertido, estoy preparando una película, y mira, hay una escena así, un influencer, Matías Candia, me reta a un duelo de katanas, yo lo desarmó y lo asesinó con la katana, muy divertido” se río Carla.
“¿Divertido? Sangriento y bizarro también” dijo Matías Almeyda, algo más serio, “pero dale, si es un juego, juguemos con las katanas”.


Carla le dio a Matías la katana y tomó la suya, se pusieron guantes, al principio, era todo un juego, movimientos suaves, que tanto ella como el lograban rechazar al oponente, pero de repente, Matías estaba relajado y se sentía divertido, cuando Carla dio un movimiento brusco, salvaje y violento, y ¡zas! le clavó la katana a Matías. Algunos dicen que fue en el pecho, lo más probable, pero otros señalan que fue en el cuello, la katana lo atravesó a Matías, que soltó la suya, y lentamente fue cayendo muerto al piso, asesinado de un katanazo.

 




“Queso” dijo Carla Romanini “Matías Almeyda” y tiró el Queso sobre el cadáver de Matías Almeyda. La asesina por fin había cumplido su promesa: Matías Almeyda fue quesoneado. Se fue del campo con total impunidad cantando y sonriendo.


El hallazgo del cadáver de Matías Almeyda, con la katana clavada y el Queso encima, provocó una conmoción total. Para los hinchas de River resultó casi una novedad que quesonearan a uno de los suyos y estaban conmocionados. Los de Boca, en cambio, estaban acostumbrados, ya tenían varios quesoneados en sus filas, como Martín Palermo, Rolando Schiavi, Carlos Tevez (18) y algunos más, pero eran víctimas de otra asesina, de otra Quesona, no de Carla Lucía Romanini. Pero esas son otras historias.


Así quesonearon a otro Matías, Matías Almeyda, uno de los más importantes del Mundo de los Matías, Carla, la Quesona de los Matías, la asesina. QUESO.
¿Quién será el próximo? ¿Habrá un próximo? ¿Será un Matías? ¿O tal vez otro chabón? Solo Carla lo sabe, QUESO.


 CONCLUSION

De esta manera, quesoneados Matías Almeyda, Matías Cóccaro y Matías Recalt, las víctimas de Carla se elevan a ¡Ochenta! chabones asesinados, de los cuales 45 (el 56,25%) se llaman Matías.
#QUESO

 las ochenta víctimas de CARLA, LA QUESONA ASESINA

en esta ilustración solo los Matías

 

REFERENCIAS


GALERÍA DE ARTE

 












 
 
 

Comentarios

  1. ahora seguro Carla va a matar a todos los futbolistas que se llaman Matías, se la agarrará con Kranevitter y con Matías Soulé?

    ResponderBorrar
  2. Vos tuviste un novio que se llamaba Matias y te dejo (si sos gay), o un Matías te saco a tu novia (si sos hetero), una de dos

    ResponderBorrar
  3. Bueno llego “la asesina de Matías Almeyda”, no creo que haya una “asesina de Marcelo Gallardo”, no, nunca va a estar ese cuento, ¿Un queso merecido el de Cóccaro? Un queso merecido, ¿Y Matías Recalt? Lo hubieras dejado vivir un poco más

    ResponderBorrar
  4. El blog sigue publicándose y Carla Romanini sigue asesinando, ya es una asesina despiadada, mata por matar, y no puede dejar de hacerlo, estuvo bien planificado el asesinato de Matías Almeyda, la trampa que le tendió fue perfecta por la rascada, lo de Matías Cóccaro, merecía el queso, creía que todavía estaba en Huracán, y lo del otro Matías, Recalt, bueno, pobre pibe, pero a Carla le gusta sangre joven, miren a Candia y a Spano, no puede con su instinto

    ResponderBorrar
  5. Perfecto el post, las fotos son una obra de arte, los enlaces, voy a ir visitando todos esos cuentos, pobre Almeyda, no se si merecía semejante enseñamiento, pero bueno parece que esta Carla no perdona a nadie, que quesona!!!!!

    ResponderBorrar
  6. Aunque no se llame Matías, Luck Ra, debe ser quesoneado por esta mina, el pueblo lo implora

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo. Y de paso, que algún Carlos quesone a la morocha del video La morocha, en que aparece como rubia.
      Podría ser una misión conjunta.
      Algo a favor de la música.

      Borrar
  7. Y si mato a nuestro Matías Candia, que siga matando a los demás

    ResponderBorrar
  8. Alguno de River tenía que ser quesoneado, ya de Boca hubo muchos, ya sabemos que el autor es gallina, y decidió entregar a Almeyda, el de la B, ¿mensaje subliminal?

    ResponderBorrar
  9. PERO QUE MARAVILLA COMO LO HACEN MIERDA A ALMEYDA Y ESO QUE SOS DE RIVER, CHE, LOS SACO DE LA B, JUA, JUA

    ResponderBorrar
  10. La Niña de Embajadores7 de abril de 2024, 11:00 p.m.

    Aquí en España no hay muchos Matías, como allí en la Argentina, aca esta niña no tendría muchas víctimas para obsequiaros, que vuelvan los Carlos asesinos, a ver que damas asesinais

    ResponderBorrar
  11. Te sigo desde el viejo Taringa, te leí por primera vez en 2012, seguís con los quesos, no hay vuelta, la verdad, esta lindo el blog, hacía mucho que no leí algún post, deberé actualizarme

    ResponderBorrar
  12. Voy a empezar a googlear todos los jugadores que se llaman Matías, algo me dice que les espera un queso, los vas a matar a todos

    ResponderBorrar
  13. Es uno por mes ahora? Parece, bueno, ahora un relato de quesones, pero no se me ocurre a que mina se puede quesonear

    ResponderBorrar
  14. Almeyda no merecía esto y el otro pibe tampoco, pero Coccaro sí, era para machetearlo, lo mato a balazos!

    ResponderBorrar
  15. Que manera de matar tiene esta Carla, las fotos que tiene, esta mina es una asesina en serio, a mí no me jodan

    ResponderBorrar
  16. Che esta el meteorologo de TN, Matias Bertolotti, le tocará el queso? Y que ganas le tenía la asesina a Matías Almeyda, hacia mucho que lo quería quesonear

    ResponderBorrar
  17. Me gusta el regreso de la quesona rubia.
    Me llamó la foto con el abrigo, un estilo Trinity de Matrix. Además, en otra fotos tiene fotos con torsión en sus poses. En su caso, sería Carlity, podría entrar en la Matrix para quesonear programas vivientes.
    En otra foto, tiene orejitas felinas. Parece que Carla podría ocupar el lugar de cosplayers quesoneadas.

    Carlos Recalt. Tuvo morbo como fue quesoneada. La quesona rubia lo mató de miedo, luego de placer y luego, literalmente.
    Podría ser un desafío para Carla, que él y su novia quesoneada por Delfino se le aparezcan clamando venganza. Sobre todo, que la rubia teme ser atacada por mujeres-

    Tal vez no llegue al cielo el segundo Carlos, sino que se quede entre los quesoneados con ella, que tanto quieren vengarse de ella como son sus cómplices fantasmales.

    Parece que con Almeyda fue más breve el placer sexual, como si Carla estuviera apresurada por quesonearla

    -

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Quesonearlo quise decir.

      Algo más. Podría hacerse la entrega de premios Queso de Oro 2023, en que la Lady rusa irrumpa para atacar. Para ser quesoneada una vez más, esta vez por el ganador del premio de Oro.

      Para la mención especial, voto a Lady Dumitrescu.

      Borrar
    2. y el próximo relato puede ser eso, sí, quien puede ser el Queso de Oro 2023?
      Algún Quesón o alguna Quesona?
      Algún homenaje a alguna víctima?

      Fauno, veo que te equivocastes en el comentario, pusiste "Carlos Recalt" y "el segundo Carlos", me parece que quisistes poner "Matías" ja ja ja

      Borrar
    3. Es Carla Romanini ha tenido la idea de quesonear a algún Carlos, femoso o desconocido. Teniendo que se frenada por el pacto Carlos-Carlas y por la magia de Lady Dumitrescu.

      Si Queso de Oro 2023 puede ser para una quesona, Romanini sería una buena candidata, por lo ocupada que estuvo el año pasado. La otra candidata sería Carla Conte. Hasta podría ser un premio compartido.
      Si no se puede, estaría entre Carlos Machado y Carlos Sanjuan.

      Se podría homenajear a las Santillanas que aceptaron ser sacrificadas en la isla Nublar, reviviiendo cuatriplicadas.


      Borrar
    4. Si el Queso de Oro es recibido por una o dos quesonas, el premio sería quesonear a Sebastián Yatra, cuyo asesinato fue borrado de la continuidad. O tal vez Lick Ra, como un favor para la música.
      Uno de los dos podría llegar engañado, creyendo que es para dar un show.

      Borrar
  18. las fotos de Almeyda desnudo dan para tirarle varios quesos

    ResponderBorrar
  19. miro las fotos de Matías Almeyda quesoneado con la katana, y me hago mil pajas, lo juro

    ResponderBorrar
  20. qué pasó con Matías Quesudo, aparece en un post anterior de la tatuada, parece que le gustaban los pies, aparecerá de nuevo?

    ResponderBorrar
  21. que tal EL ASESINO DE CARLA ROMANINI los matias exigimos venganza y que el asesino sea un matias, matias almeyda o matias candia, que vuelven de la muerte

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Podría ser parte de un plan de la Lady rusa, como venganza de haber sido vencida más de una vez. Podría ser algo prolongado y violento.

      Pero Carla Romanini es una de las quesones más populares, digna de un Queso de Oro.
      Podría ser en algunas de estas circunstancias:
      -Que asesinen a una clon, más de una de las duplicadas de esta Carla ha terminado muy mal.
      -Que sea la verdadera la asesinada. Pero sea revivida o su ensencia sea transferida a una clon sin alma.
      -Una realidad alternativa

      Borrar
  22. Matías Mansilla, arquero de Estudiantes, candidato al queso?
    Carla tendrá ganas de quesonearlo?

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

El asesino de Sabrina Pettinato

#QUESO el Megapost Tributo de los Quesones Top

El Asesino de Karina Mazzoco

El asesino de Soledad Solaro

El Asesino de Denise Pessana

El Asesino de Vicky Fariña

El Asesino de Pamela Anderson

El Asesino de Evangelina Anderson

La asesina de Iván de Pineda

El Asesino de Eliana Guercio