La Asesina de Mariano Caprarola y Fabián Medina Flores


Caían las primeras horas de la noche, Mariano Caprarola, de la “Jaula de la Moda” se encontraba aún en el Estudio de Moda de Fabián Medina Flores, mientras se preparaba para ir a una fiesta gay. Mientras Medina Flores se estaba preparando en un cuarto para ir lo mejor vestido al evento, Caprarola esperaba sentado en un escritorio mientras consultaba en una notebook diferentes cosas en Google.
De repente, Caprarola sintió como si alguien hubiese entrado al Estudio de Moda, se paró, se fijó para todos los costados, no había nadie, se volvió a sentar, y otra vez agarró la notebook. Googleo algo cuando se corto la luz.
- ¿Y ahora que pasa? – preguntó Caprarola.
Mariano se paró, un poco asustado,  y justo ahí volvió la luz.
- ¿Todo bien, Mariano? – preguntó Fabián, desde el cuarto.
- Sí, si, todo bien.
- El servicio de Edenor, cada vez peor – le dijo Fabián, que seguía vistiéndose para la fiesta gay.
- Sí, un desastre – dijo Mariano y se volvió a sentar, agarrando otra vez la Notebook.
De repente, Mariano sintió como si alguien estaba detrás de él, un olor a un fuerte perfume francés, Caprarola se dio vuelta…
- ¡Carla Conte! – exclamó asombrado Mariano Caprarola mientras vio a la modelo y conductora delante de él - ¿Qué haces acá?
- ¿Cómo estas Mariano? – le contestó la modelo – Vengo a darte una sorpresa. ¡Y que-sorpresa! ¡Queso! ¡Que-sorpresa!
- ¿Sorpresa? – preguntó bastante atemorizado Mariano Caprarola.
Carla, con guantes negros en sus manos, comenzó a rodear el cuello de Caprarola, y en forma rápida, y sin que Mariano se diera cuenta, sacó un gran cuchillo y ¡raaaaaajjjjjjjjjjjjj! le cortó la garganta. 


Mientras se desangraba el cuello de Mariano Caprarola, la asesina sacó un Queso Mini Fymbo de su cartera, y lo tiró sobre el cadáver de su víctima.
- Queso – dijo Carla Conte.
Así fue asesinado Mariano Caprarola por Carla Conte.
Mientras el cadáver de Caprarola permanecía aún fresco, sentado sobre la silla, con la sangre desparramándose por el piso, Fabián Medina Flores salió ya muy bien vestido, preparado para ir a la fiesta gay.
- ¡Mariano! – exclamó al ver el cadáver de su amigo - ¡Ayyyyyyyyyyyyyyyyyy! – gritó del susto.
Paralizado y aterrorizado al ver a Mariano Caprarola asesinado, Fabián Medina Flores contempló a Carla Conte, la asesina, parada ante ella.
- Yo lo asesiné – dijo Carla Conte con una frialdad absoluta – ahora es tu turno, Medina Flores. ¿Querés que te clave un puñal en el corazón, un balazo en la nuca tal vez, te cortó el cuello como hice con Caprarola! ¡Ja, ja, ja, ja! – la asesina decía esto mientras le mostraba las armas a Medina Flores.
- ¡Noooooooooooooooooooooooooooooo! – exclamó preso de pánico Medina Flores mientras se arrodillaba ante la asesina.
- Así me gusta, que te arrodilles ante Carla Conte, la Quesona Asesina, ja, ja.


Carla puso un revolver  con silenciador sobre la cabeza de Medina Flores, que permanecía arrodillado ante ella. Aterrorizado, el modelo, no sabía que hacer, permanecía inmóvil ante la asesina.
- Ya se que no te gustan las chicas y esta todo bien, pero chúpame los pies aunque sea y la concha – le dijo la asesina, mientras lo apuntaba con el arma.
Medina Flores, aterrorizado, sin decir una palabra, hizo lo que la asesina le pidió: le chupó los pies primero, después la concha…
- Perfecto mi estimado Fabián Medina Flores – le dijo Carla Conte.
- ¿Porqué me vas a asesinar? – lo único que atinó a decir Medina Flores.
- Porque soy una asesina, una Quesona Asesina, ja, ja, ja.
¡Bang! sonó un balazo que nadie escuchó pues la asesina usó silenciador. Medina Flores cayó muerto, producto del impacto en el cráneo, pero aunque no hacía falta, Carla efectuó un segundo disparo, que se incrustó en el cuello de Fabián.
- Queso – dijo entonces Carla Conte con total frialdad, mientras tiraba el Queso sobre el cadáver de Fabián Medina Flores.
La asesina estaba más que satisfecha por el par de nuevos crímenes que había cometido, añadiéndose a su larga lista de víctimas masculinas. Aunque no lo solía hacer, Carla Conte esta vez revisó las pertenencias de Medina Flores, le sacó la billetera, y extrajo los dólares y euros que tenía ahí adentro.
- Ja, ja – río la asesina, mientras se guardaba  – en mi poder serán más útiles.
Pero entonces vio también el DNI de Medina Flores y un par de tarjetas de crédito, Carla entonces leyó que la sorprendió y se sobresaltó, se fijó de nuevo, no había dudas… 
- ¡Nooooooooo! – exclamó sorprendida Carla Conte - ¡Medina Flores, Carlos Fabián!


Ese era tu nombre completo – dijo mientras observaba el cadáver de su víctima - ¡Acabo de asesinar a un Carlos! ¡Un Carlos renegado, pero un Carlos al fin! ¡Maldita sea!
Carla Conte abandonó la escena del crimen, acababa de asesinar a un Carlos, acababa de romper el pacto entre Carla y Carlos… aunque en forma totalmente accidental y sin intención, pero lo había hecho…
- Quizás sea una señal – pensó Carla – de que debo asesinar a Carlos Lampe, a quien ya intenté tirarle un Queso un par de veces, y hasta creí que lo había hecho.
¿Tendría esto acaso alguna consecuencia?
Al regresar a su departamento, Carla Conte tomó una enorme horma de Queso, y un gran cuchillo, presa de un auténtico ataque de locura, comenzó a apuñalar salvajemente al Queso.
- ¡Así debería apuñalar a Carlos Lampe! – exclamó Carla Conte, presa de la furia.
¿Se romperá acaso el pacto entre las Carlas y los Carlos?
¿O a cambio Carla deberá entregar algunas doncellas para ser Quesoneadas?



Comentarios

  1. lo merecían el queso, aunque quizas merecian el roquefort, en algun relato decía que era denigrante, jua jua

    ResponderBorrar
  2. gran asesina, mejor no cruzártela, te la encontras en un elevador y te despacha de varios balazos

    ResponderBorrar
  3. Carlita sueña con matar a Carlos Lampe ¿Cumplirá su objetivo?

    ResponderBorrar
  4. Creo que no debe romperse, por haber ocultado ese famoso su nombre completo.
    Tal vez una advertencia a Carla Conte, de hacer una investigación previa. Y el trío de vampiras les debe otorgar un poder a las quesonas, para que no se repita este error.
    Creo que lo de entregar mujeres puede ser una buena compensación.

    Además, el pacto Carlos-Carlas tiene un potencial para misiones conjuntas.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Además, se trataba de un no quesón, así que entra en una zona gris. Que continúe el pacto.
      Carla Conte podría pagar una multa, ser detenida un fin de semana en la cárcel de Astrid. O tener que complacer a un mugle sin matar. Podría estar vigilando Lady Dumitrescu.

      Borrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral