La Asesina de Tomás Fricher y Matías Ferrario


Erase una vez un personaje de la TV, de cierta aparición en programas de cable, medio pelotudo, bastante alto y patón, es el protagonista de nuestra historia. Tomás Fricher su nombre.
Dicen que un día Fricher fue a la sesión de psicoanálisis a la que se sometía semana tras semana. Para su sorpresa, mientras esperaba que la Licenciada Raimundez lo llamará, ingresó a la sala de espera Carla Conte acompañada con un hombre alto y patón.
- ¡Qué sorpresa! ¿Vos sos Carla Conte, no?
- Sí, soy yo, je, je, Carla Conte, La Quesona, ja, ja. Y es Carlos Sebastián Sosa Silva, ex arquero de Vélez. ¿Cómo te llamas pibe?
- Tomás Fricher.
- Ja, ja, me dijeron que con la Licenciada Raimundez estaba atendiendo a un tal Alejandro Biscardi en este momento, es cierto? – le preguntó Carla a Fricher.
- Hay dos chabones ahí, eran unos que hacían picadas. Los mandaron a hacer terapia.
Carla Conte miró a Sosa y le dijo:
- Son ellos. Alejandro Biscardi y Alejandro Radetic. 
- Mejor aún je je – dijo Sosa.


Para sorpresa de Fricher, Conte y Sosa, muy bien vestidos ambos, con guantes negros en sus manos, sacaron de un bolso, revólveres con silenciador y en forma rápida, casi inmediata, ingresaron en forma abrupta en el consultorio de la Licenciada Raimundez. 
Carla Conte se puso delante de los dos Alejandros, Radetic y Biscardi, que miraron con terror lo que estaba pasando.
- ¿Qué haces loca? – dijo aterrado Radetic al ver a Carla apuntándole con un revolver con silenciador.
- Los asesinaré a ambos – fue la fría respuesta de Carla Conte.
- ¡Bang! – La asesina disparó un primer balazo, bien certero, que impactó en el cráneo de Radetic, que quedó muerto de inmediato. En forma inmediata Carla efectuó un segundo disparo.
- ¡Bang! – El segundo disparo impactó en el cráneo de Biscardi, que cayó muerto de inmediato.
- #Queso. Alejandro Biscardi – dijo Carla la Quesona, mientras sacaba un Queso Mini Fymbo de un bolso y lo tiraba sobre el cadaver de Biscardi.
- #Queso. Alejandro Radetic – dijo Carla la Quesona mientras tiraba un segundo Queso sobre el cadáver de Radetic. 


- ¡Qué horror! ¡Socorro! ¡Carla Conte es una Quesona Asesina! – dijo la Licenciada Raimundez, al ver como Carla Conte asesinaba a sus dos clientes, pero no terminaba de decir eso, cuando Carlos Sebastián Sosa, parado frente a ella, también le apuntaba con un revolver.
- Y yo soy un Quesón asesino – dijo Carlos Sebastián Sosa ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! – cuatro certeros balazos disparó Sosa sobre la Licenciada Raimundez, que cayó muerta.
- #Queso – dijo Carlos Sebastián Sosa mientras tiraba otro Queso, sobre la Licenciada Raimundez.
Tomás Fricher estaba aterrorizado al ser testigo de los tres asesinatos, no podía creer lo que estaba viendo. 
- ¡Carla Conte, una Quesona asesina! – dijo Fricher, mientras Carla Conte se puso delante de él, Tomás se arrodilló y empezó a rogar.
- ¡No me asesinés Carla! ¡No me asesinés!
- Quedate en el piso – le dijo Carla Conte - ¿Te gustaría tener sexo conmigo?
- Por supuesto – dijo Fricher un poco aterrorizado y al mismo tiempo con gozo sexual hacia Carla Conte – Quiero tener sexo con vos.
- Atalo Carlos – le dijo Carla Conte a Carlos Sebastián Sosa.
- No, no es necesario, tendremos sexo – le dijo Fricher a Conte.
- Bueno, tirate en el diván de la mina esta a la que acaba de matar Carlos.
Mientras los dos cadáveres de Radetic y Biscardi quedaron en el piso, Fricher se puso en el diván. Se sacó los zapatos, las medias, Carla Conte empezó a chuparle los pies, después hicieron una fellatio, y finalmente tuvieron sexo. Tomás quedó muy satisfecho, estaba muy contento. Tener sexo con Carla Conte era lo máximo. Cuando terminaron, Fricher cerró lo ojos, al abrirlos, se encontró que tenía un revolver sobre la frente, y era Carla Conte quien lo sostenía.
- Sos muy pelotudo Tomás Fricher. Te deje tener sexo conmigo. Pero ahora te asesinaré. ¡Bang!


El balazo fue único y certero. No fue necesario ninguno más. Así fue como Carla Conte asesinó a Tomás Fricher.
- #Queso. Tomás Fricher – dijo entonces Carla Conte en voz alta, mientras le tiraba el Queso sobre el cadáver de Tomás Fricher, que quedó ahí sentado sobre el sillón
- Perfecto Carla. Sos una asesina sanguinaria, cruel e implacable.
- Soy una Quesona. Y mi instinto criminal aún no quedó satisfecho. Me queda aún una bala. Y un Queso.
Carlos Sebastián Sosa se sintió amenazado. Creyó que Carla iba a asesinarlo. Pero en ese momento se escuchó la puerta. Era uno de los clientes de la Licenciada Raimundez.
Carla miró a Carlos, se sonrió, y abrió la puerta, se encontró con un muchacho joven, muy guapo, con aspecto de modelo.
- Soy Matías Ferrario – dijo el muchacho.
- La Licenciada Raimundez ahora no esta presente. Estoy yo.
- ¿Vos sos Carla Conte?
- Sí, soy la Quesona Asesina – dijo Carla, mientras apuntaba a Ferrario con el arma.
El modelo, aterrorizado, se arrodilló y le dijo a Carla:
- ¡Por favor no me asesines!
- Vamos a coger entonces.
Sosa, una vez, contempló como Carla tenía sexo, esta vez con Matías Ferrario. La escena fue similar, se olieron, lamieron, besaron y chuparon los pies, después ella le chupó la pija y el la concha. Finalmente cogieron y cuando terminaron, Ferrario quedó con los ojos cerrados y al abrirlos, se encontró que tenía un revolver sobre la frente, y era Carla Conte quien lo sostenía.


- Sos muy pelotudo Matías Ferrario. Te deje tener sexo conmigo. Pero ahora te asesinaré. ¡Bang!
El balazo fue único y certero. No fue necesario ninguno más. Así fue como Carla Conte asesinó a Matías Ferrario.
- #Queso. Matías Ferrario – dijo entonces Carla Conte en voz alta, mientras le tiraba el Queso sobre el cadáver de Matías Ferrario, que quedó ahí sentado sobre el sillón.
Una cruel y sanguinaria asesina de hombres. En apenas un rato, no más de sesenta minutos, había ejecutado a cuatro hombres, Alejandro Biscardi, Alejandro Radetic, Tomás Fricher y Matías Ferrario. Carla ya no tenía más balas ni Quesos. 
Carlos Sebastián Sosa respiró aliviado y le dijo a Carla:
- Perfecto Carla. Hemos cumplido una misión brillante.
- Ya lo creo – dijo Carla Conte.
Mientras tanto todos los cadáveres, los de los cuatro hombres asesinados por Carla Conte y la mujer asesinada por Carlos Sebastián Sosa, estaban repartidos en el piso.
Sosa se sentó en el escritorio de la Licenciada, para poder hablar con la Organización. Le dio la espalda a Carla, que siempre con sus guantes negros, comenzó a revolver el bolso de Sosa, sin que este se diera cuenta. Carla tomó el cuchillo de Sosa y un Queso, y empezó a acercarse al ex arquero de Vélez.
De repente, Sosa, se encontró que sobre su cuello, comenzó a sentir el frío filo del cuchillo, de su propio cuchillo, con el que había asesinado a varias minas.


- ¿Me vas a asesinar Carla? ¿Me tiras un Queso?
- Ja, ja, ¿Porqué no? Vos tirastes muchos Quesos, porqué una mujer, una Quesona, no puede tirarte un Queso?
- Soy un Quesón – dijo Carlos Sebastián Sosa – la organización no te perdonará asesinar a un Quesón. 
- Y yo una Quesona – dijo Carla Conte mientras seguía poniéndole el cuchillo sobre el cuello a Sosa – ya quesoneé a varios Quesones. Carlos “Charly” Berlocq por ejemplo y algún otro por ahí que ahora no recuerdo el nombre… creo que se llamaba Giacobone… Me gusta asesinar hombres, pero también me gusta asesinar Quesones, ja, ja…
- ¡Esto te va a costar muy caro, Carla! – dijo Sosa.
- ¡Pero vos no vas a estar vivo para verlo, ja, ja! – dijo Carla Conte, y a continuación le cortó el cuello a Sosa, un profundo corte de izquierda a derecha, otro profundo corte de derecha a izquierda, degollando así a Carlos Sebastián Sosa.
- #Queso. Carlos Sebastián Sosa Silva – dijo Carla Conte mientras tiraba el Queso sobre el cadáver del ex arquero de Vélez.
Carla Conte se retiró del lugar, con cinco hombres asesinados… uno de ellos un Quesón… estaba muy satisfecha, su instinto criminal estaba mejor que nunca. No temía que los Quesones vinieran por ella. Ella era Carla, la Quesona.







Comentarios

  1. que asesina implacable... igual quizás sea hora que una Quesona "visite" a Mario Pergolini

    ResponderBorrar
  2. Florencio Larrazabal26 de noviembre de 2018, 01:45

    tener sexo con Carla Conte que te pegue un chumbazo y que despues te tiré un Queso... una buena manera de morir

    ResponderBorrar
  3. otro que merece la visita de una Quesona.. el Chino Darín.. y quizás otro chino... Leunis

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¿Y que tal Nico Magaldi, conductor de El show del problema?

      Borrar
    2. gran idea... Carla debe quesonearlo meditan te estrangulación y asfixiante tras un juego de pies y sexo... que tal?

      Borrar
  4. Que letal es Carla Conte. Pero antes concede el mejor de los últimos deseos.

    ResponderBorrar
  5. carla conte es una asesina feroz , diria sin escrupulos a ir ante los propios quesones. de temer de verdad!.

    ResponderBorrar
  6. Que Maluna sea quesoneado por la internacional Carla Gugino. O por Ravelia Zamas.

    Una trampa podría ser una peluquería de quesonas, al estilo de algunas películas retro, atendida por Carla Conte, Carla Rebecchi y tal vez Carla Peterson (O Ravelia Zamas). Se encargarían de cortar el pelo, manicura, afeitado. Y tal vez, algún "servicio extra". Claro que podría ser convertirse en una trampa mortal, que terminaría con un queso tirado por varias quesonas. Y sería una vez que Carla Conte no traiciona a sus complices.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. buenas idea... "La peluquería de las Quesonas" tres o cuatro famosos van entrando y los van quesoneando... nada de revólveres... que sean decapitaciones y estrangulaciones... podría haber dos versiones... también la peluquería de los Carlos Quesones

      Borrar
  7. Carla Conte está tan desatada que un Quesón es enviado especialmente a quesonearla... debe ser un Quesón que aún no tiene ningún relato... quien puede ser? La quesonea o ella lo quesonea a el?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Algún Carlos que no sea de los populares, algún principiante. Lo seguro que Carla Conte lo quesonea a él, ella es espectacular, debe seguir haciendo de las suyas.

      Borrar
  8. Propongo un cuento dónde Martín Ciccioli sea asesinado por Carla Conte

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Relatos Quesones de la Semana

Los Asesinos de las Spice Girls

El asesino de Sabrina Pettinato

El Asesino de Ivana Palliotti

El Asesino de Paula Colombini

La asesina de Roberto Carlos Abbondanzieri

El Asesino de Antonela Ramírez

El asesino de Viviana Canosa

El Asesino de Romina Ricci

El Asesino de Yanina Zilly

El Asesino de Deborah De Corral