domingo, 1 de mayo de 2016

El Karma de Ravelia capítulo 15



Ravelia tomó un auto y se dirigió a un pueblo de las afueras...


Al día siguiente, cuando el sol empezaba a despedirse luego de una apacible tarde pueblerina, Ravelia, la chica rubia, ingresó a una Quesería. Solo estaba el vendedor, un muchacho llamado Carlos Alberto Berlocq, un ex jugador de tenis, al que todos llamaban “Charly”.
-         Buenas tardes, ¿En qué puedo ayudarla? – le preguntó Berlocq a la chica.
-         Quiero ese Queso, ese de cascara roja, con muchos agujeros... Deme la horma entera.
-         Muy bien – Carlos Berlocq tomó la horma de Queso, la pesó y le dijo a Ravelia:
-         Son quinientos pesos.


En ese momento, el vendedor de Quesos levantó la vista y para su asombro, susto y sorpresa, contempló que la chica le estaba apuntando con un revolver calibre 45, con silenciador.
-         ¿Qué significa esto? – dijo muy asustado Carlos Berlocq.
-         ¿Acaso pensaste que iba a pagarte por el Queso? Ja, ja – fue la fría respuesta de la chica, que apretó el gatillo y comenzó a disparar.
Fueron cinco balazos, que impactaron en la cabeza, el cuello, el pecho y el estomago de Carlos Berlocq, cuyo cadáver quedó tendido en la Quesería.

Con el Queso en su poder, la chica abandonó el lugar y se dirigió a otro pueblo. Pero cambió su color de cabello, ya no era la chica rubia, “la asesina del quesero”, a la que todos buscaban por el asesinato del quesero, ahora era la chica morena...



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...