domingo, 13 de diciembre de 2015

Carlos Quintana, el Hacha en la fiesta de disfraces


La habitual tranquilidad provinciana de Paraná se vio alterada por el ascenso del club de fútbol Patronato a las ligas superiores del fútbol argentino. Para festejarlo, el club organizó una mega fiesta de disfraces con más de quinientos invitados.
Un hombre muy alto, difrazado de Frankenstein, se acercó a una chica de nombre Giulianna y le dijo:
- ¿Bailamos?
- Bailemos.
Bailaron un largo rato, finalmente la chica le preguntó al joven:
- ¿Cómo te llamas, Frankenstein?
- Dime cual es tu nombre y dime cual es el tuyo.
- Me llamo Giulianna.
- Yo soy Carlos, pero todos me dicen “el Hacha”.
- Hay un jugador de fútbol de Patronato al que le dicen “Hacha”, Carlos Quintana...
- Claro, soy yo...
- Mentira
- Ninguna mentira... vení vamos alla.
Fueron a un lugar apartado, donde nadie los veía, y “Frankenstein” se sacó la careta y le dijo a la chica:
- ¿Y ahora? ¿Soy o no soy Carlos Gustavo David Quintana?
- No lo puedo creer, vos sos un gran jugador.
- Pero también puedo ser tan gran asesino como gran jugador, por eso me disfracé de “Frankenstein”, no fue casualidad.
- ¿Asesino?
- Sí, asesino.
En ese momento, Carlos Quintana extrajó un hacha gigantesca de entre sus pertenencias, y sin mediar palabra alguna, y sabiendo que nadie los observaba, la atacó con el hacha. La chica opuso una gran resistencia, e intentó escapar, pero nada pudo hacer nada y con gran impunidad, Carlos la asesinó a hachazos. Cuanto terminó, sacó un gran Queso y lo tiró sobre su víctima diciendo en voz alta:
- Queso.
Carlos Quintana volvió a la fiesta, satisfecho por haber saciado su sed de asesino Queson...



1 comentario:

  1. Que se cuiden las chicas de Cordoba, este Queso ahora va a jugar en Gallegues y con su hacha las va a matar a todas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...