domingo, 13 de diciembre de 2015

Carlos Chiquito Bossio, leyenda urbana


Era el año 1997, cuando por TV, en aquellas transmisiones de TyC Sports, estaban dando un partido de Estudiantes de La Plata. La cámara enfoco al legendario arquero “pincha” de ese entonces, Carlos “Chiquito” Bossio.
- Hay una leyenda urbana sobre “Chiquito” Bossio – le dijo Pablo a Emanuel, mientras miraban el partido por TV en algún lugar de la ciudad de las diagonales.
- ¿Cuál?
- Dicen que es un asesino serial de mujeres, el “Queson”.
- Ja, ja, sí, oí esas historias...
- Parece que el tipo somete a las chicas, las obliga a olerles los pies, después las asesina a cuchillazos y finalmente les tira un Queso, un enorme Queso Gruyere.
- Pero eso es todo verso.
- No tan verso, mira que aca en La Plata se dice que en 1995 hubo nueve chicas asesinadas de esa manera.
- ¿Porqué la policía no avanzó más en el tema?
- Siempre hay razones ocultas que escapan al entendimiento del común de la gente...
Algunos días después de este dialogo, una chica llamada Paula Montero conoció casi por azar a Carlos “Chiquito” Bossio, un hombre de un 1,95 metros, y 50 de calzado, famoso en aquel tiempo por jugar en Estudiantes, y por haber marcado un gol de cabeza.
Paula llevaba un mes como divorciada y necesitaba alguna alegría que le sirviera para superar las penas. Según me han contado Carlos Bossio y Paula compartieron una noche muy divertida juntos. Ella, es un evidente estado de ebriedad, le insistió a Carlos para que la llevara a su departamento. Carlos accedió a llevarla, y se dio cuenta que tenía una nueva oportunidad para satisfacer su pasión por los asesinatos y los Quesos.
La mujer estaba muy borracha, pero Carlos todavía le daba aún más alcohol. Carlos la observaba vestido totalmente de negro con un par de guantes que le cubrían las manos. La chica, vestida de rojo, se acostó en un diván, mientras Carlos le decía:
- Nos vamos a divertir mucho esta noche.
- ¿Con qué nos vamos a divertir?
- Con mis pies. Soy el Queson.



Carlos Bossio puso su pie izquierdo talle 50 sobre el rostro de la chica. Tenía un apestante, sofocante e intenso olor a Queso. La chica lo olió, chupó, besó y lamió. Luego hizo lo mismo con el pie derecho.
- Me encanta tu olor a Queso – dijo la mujer totalmente borracha.
- Sí te gustaron esos Quesos, también te va a gustar este – comentó Bossio. Agarró una enorme horma de Queso Gruyere con los guantes negros y lo tiró sobre la chica.
- Ahora empieza la diversión en serio – dijo Bossio, sosteniendo un enorme cuchillo con sus manos.
A continuación, la apuñaló sin piedad alguna. Treinta, cincuenta, más de cien puñaladas. Una tras otra. Cuando terminó, agarró el Queso y lo tiró otra vez sobre la chica, ahora sin vida.
- Queso – dijo en voz alta.
Se fue del lugar sin dejar rastro alguno salvo el Queso. Una vez más el “Queson” había agregado un crimen a su larga lista de asesinatos.


1 comentario:

  1. ja, ja, que cosa chiquito bossio, que manera de amasijar minas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...