domingo, 17 de mayo de 2015

Carlitos Tevez, Charly Berlocq y las dos prostitutas


Dos prostitutas, una llamada Roxana y otra que respondía al nombre de Feliciana, se aprestaban a conseguir algún cliente en aquella fría noche de invierno. De repente, vieron que dos hombre jóvenes se acercaban hacia ella. Uno era de baja estatura y de piel oscura, el otro alto y de piel clara.
Roxana le comentó a su compañera:
-         Que suerte. Ya tenemos clientes bien temprano. Con este cubrimos la noche y me vuelvo a casa.
Grande fue la sorpresa de Roxana al darse cuenta que el cliente que se acercaba era nada más ni nada menos que la estrella del fútbol, Carlitos Tevez.
-         Hola nena, ¿Cuánto nos cobras esta noche?
-         Vos sos...
-         Sí, soy Carlitos Tevez. ¿Me vas a cobrar más por ser Carlitos Tevez? Mira que soy el Apache, el jugador del pueblo. Y el es Carlos “Charly” Berlocq, que juega al tenis en el equipo argentino de la Copa Davies.
-         Y mirá, yo cobró cien Kicillofs.
-         A ver, cien Kicillofs es igual a diez Berlusconis, es barato para mí... – contestó Carlitos Tevez.
-         ¿Entonces?
-         Llevame a donde sea solo quiero tener sexo con alguien como vos. ¿Y vos Charly?
-         Me voy con la otra puta, no hay problemas.
Carlitos Tevez y Roxana fueron hacia la habitación donde tuvieron sexo, muy intenso. Cuando terminaron, Carlitos se acercó al maletín para sacar el dinero y pagarle a la prostituta. Roxana esperaba el dinero y pensaba hacer algo para que Carlitos se convirtiera en un cliente fijo y no algo pasajero. Pero cuando Roxana se dio vuelta para recibir el dinero, se sorprendió y se asustó a la vez al ver a Carlitos Tevez con un revolver 45 largo con silenciador apuntando hacia ella.
-         Lo siento, nena – dijo Carlitos – pero estas cosas son así.
A continuación Carlitos Tevez apretó el gatillo seis veces, que impactaron sobre la chica, que cayó muerta sobre el piso.
Cuando Carlitos Tevez finalizó su tarea, abrió el maletín que llevaba, sacó un enorme y gigantesco Queso, y lo tiró sobre el cadáver, diciendo en voz alta:
-         Queso.
Y abandonó el lugar.
Mientras Carlitos Tevez tenía sexo con Roxana, Charly Berlocq hizo lo propio con Feliciana. Al finalizar el acto sexual con la prostituta, Charly Berlocq le dijo a la chica:
-         Quedate aca, te voy a traer un regalo.
Disfrazado de payaso, con guantes blancos sobre sus manos, Charly Berlocq regresó a la cama. Con su mano izquierda, escondía algo en su espalda.
-         ¿Qué escondes en la espalda? ¿Cuál es el regalo?
-         Espero que te guste - fue la respuesta de Charly Berlocq, que sacó una enorme maza, y se tiró sobre la chica y la empezó a golpear ferozmente.
Cuando Charly Berlocq finalizó su tarea, abrió el maletín que llevaba, sacó un enorme y gigantesco Queso, y lo tiró sobre el cadáver, diciendo en voz alta:
-         Queso.
Y abandonó el lugar.


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...