domingo, 15 de marzo de 2015

Carlos Luna, matamujeres; Carlos Izquierdoz, tiraquesos


Era muy tarde para que la Escuela permaneciera abierta, pero la directora, Belen Loze, aún estaba en ella. Por fin, finalizó su tarea, y acababa de cerrar la puerta, cuando dio vuelta la cabeza para dirigirse hacia la salida, por el pasillo. Para su sorpresa, observó que se acercaban por el mismo dos hombres muy altos, patones y con olor a Queso en los pies.
-         Buenas noches, maestra Belen Loza.
Si la maestra ya estaba aterrorizada al ver a los dos hombres en el lugar, mayor fue el terror al escuchar su nombre.
-         ¿Quiénes son ustedes? – alcanzó a balbucear.
-         Yo soy Carlos Izquierdoz, el “Cali” – dijo uno de los hombres, el más alto de los dos, con un 1,88 metros de altura.
-         Y yo, Carlos, Carlos Luna, el “Chino”– dijo el otro, un poco menos alto, con unos 1,82 metros.
-         ¿Qué quieren?
-         Somos Quesones, somos asesinos de mujeres. Lo siento, pero hemos venido a asesinarla – fue la respuesta de Carlos Luna.
El “Chino” entonces sacó una ametralladora tipo uzi con silenciador y se acercó hacia la mujer. La maestra estaba aterrorizada e intentó defenderse, pero la furia del asesino pudo más. Carlos Luna disparó cinco balazos, sobre la frente, la garganta, el pecho, el estomago y el abdomen de la mujer, que cayó muerta de inmediato. Cuando Carlos Luna finalizó, Carlos Izquierdoz, sacó un Queso y lo tiró sobre el cadáver de la mujer, que estaba tendido en el piso.
-         Queso – dijo en voz alta.
Y los dos Carlos abandonaron el lugar.


2 comentarios:

  1. ja, ja, el chino luna da miedo en serio

    ResponderEliminar
  2. el Chino Luna no tira ningún Queso... primero se lo come

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...