martes, 1 de abril de 2014

La noche que Wanda Nara conoció a Carlos Boozer



Wanda Nara acababa de arribar a la ciudad de Nueva York y se alojó en uno de los hoteles más lujosos de la “big apple”, uno ubicado cerca del cruce de la 5° avenida con la 59. Wanda iba a despilfarrar millones en las lujosas tiendas de esa conocida avenida neoyorquina.
Aquella noche regresó al hotel muy tarde, eran ya pasadas las diez de la noche, había gastado millones en artículos totalmente irrelevantes. Con esa cantidad de dinero se podrían haber alimentado a diez familias de escasos recursos durante por lo menos seis meses. Pero a Wanda eso le chupaba los ovarios. Ingresó en la habitación, prendió las luces, cerró la puerta y dejó todas las bolsas sobre la cama. Levantó la vista y para su sorpresa un enorme y gigantesco Queso estaba apoyado sobre la mesa. Wanda se sobresaltó al ver al Queso.
-         I kill you, Wanda – escuchó Wanda una voz en sus espaldas.
Wanda se dio vuelta y frente a ella estaba el basquetbolista Carlos Boozer vestido con una casaca de los Chicago Bulls, sosteniendo un enorme cuchillo en sus manos con guantes negros.
Wanda se aterrorizó al ver al basquetbolista frente a ella, Carlos se acercó hacia la chica, y sin que esta pudiera defenderse, le clavó el cuchillo en el estomago. Una segunda puñalada, aún más profunda, le propinó en el pecho. Una tercera puñalada le atravesó el cuello de punta a punta. Wanda cayó semi desvanecida sobre la cama, a continuacion Carlos la siguió apuñalando una y otra vez, hasta totalizar más de cien cuchillazos. La chica por supuesto, estaba muerta, y cuando terminó, Boozer tomó el Queso, lo tiró sobre el cadáver y dijo en voz alta, en castellano:
-         Queso.
El basquetbolista asesino se retiró de la habitación sin mayores problemas, consciente de haber cumplido una misión para la cual había sido especialmente elegido y por la que iba a recibir unos cuantos cientos de miles de dolares.

2 comentarios:

  1. La verdad que esta mina merece que la partan como un Queso

    ResponderEliminar
  2. el cuchillo de Carlos Boozer alcanza para partir a Wanda Nara en dos, y dar un pedazo a Mauro Icardi y otro a Maxi Lopez, ¿No?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...