sábado, 19 de abril de 2014

El Basquetbolista del Arpón Asesino




Wanda Nara y Mauro Icardi habían ido a pasar unos días a la Costa, pero les tocó muy mal tiempo, una temporada de intensas lluvias y feroces vientos castigaba a toda la región. En realidad, a los dos les chupaba un  huevo puesto que lo único que querían era tener sexo en forma desenfrenada. Se dirigían junto a un poblador de la zona rumbo a la cabaña donde se iban a hospedar. El muchacho, de nombre Ariel, en forma asombrada les dijo:
-         ¿Se van a hospedar en este lugar justo en el día de hoy?
-         ¿Cuál es el inconveniente? – preguntó Icardi.
-         Hoy es 23 de marzo, la noche del hombre del arpón.
-         ¿El hombre del arpón?
-         Sí, es una leyenda local, de nuestro pueblo, se dice que en una noche como hoy aparece el hombre del arpón y mata a mujeres infieles.
Wanda Nara se estremeció al escuchar eso, justo ella, que le había sido infiel a Maxi López.
-         La leyenda dice que una mujer infiel intentó asesinar a su marido basquetbolista utilizando un veneno. El amante de la mujer, por error, bebió el veneno y se murió. El basquetbolista descubrió el engaño y mató a la mujer con un arpón de pesca.
-         Es solo una leyenda, no le demos importancia – dijo Icardi.
El joven lugareño dejo a Mauro y a Wanda en la cabaña, rato después, los dos estaban teniendo sexo en forma intensa y apasionada. Fue una noche de amor entre los dos que no se puede describir con palabras. En eso, mientras llovía intensamente sobre la playa, los dos escucharon un ruido, como si alguien se moviera afuera.
-         ¡Es el hombre del arpón, vino a buscarme! – gritó Wanda.
-         Pamplinas, eso es mentira – dijo Icardi – voy a salir afuera para ver.
No terminaba de decir esto, cuando un hombre muy alto, flaco, con aspecto de basquetbolista, ingresó a la habitación con un arpón de pesca, mientras con los pies pateaba una enorme horma de Queso.
-         Buenas noches, soy el basquetbolista Carlos Jiménez Sánchez – dijo el hombre con un inocultable acento español – soy el hombre del arpón, soy un Queson, vengo a matar a una mujer infiel.
Wanda Nara comenzó a gritar horrorizada, pero Carlos Jiménez Sánchez no tuvo piedad alguna y disparó el arpón, inmediatamente, el arpón atravesó el cuello de Wanda, que cayó muerta. Icardi contempló toda con horror e impotencia. Carlos Jiménez Sánchez tomó el Queso y lo tiró sobre el cadáver de Wanda Nara. En voz alta dijo:
-         Queso.
A continuación apuntó con el arpón hacia Icardi y le dijo:
-         Vivirás para contarle al mundo como el basquetbolista español Carlos Jiménez Sánchez asesinó a Wanda Nara con un arpón de pesca y le tiró un Queso.
Icardi le contó esto a la policía, pero no le creyeron, y lo internaron en una de esas instituciones neuropsiquiatricas, pero esa es otra historia...

1 comentario:

  1. la idea de asesinar a Wanda Nara con un arpón es interesante, lamentablemente el cuento es una cagada, esperaba algo mejor

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...